Eclipse chicharrero, ocultarse y volver a asomar

Tras la salida confirmada de Juan Carlos Real -ya jugador del Almería- y el traspaso acordado con Osasuna para la salida de Juan Villar a la entidad rojilla (previo pago de 850.000 euros) la dirección deportiva del C.D. Tenerife se centraba en la búsqueda de posibles llegadas que refuercen la plantilla entrenada por Joseba Exteberría.

Por un lado, cerrar definitivamente la incorporación del onubense José Naranjo, jugador que llevaba sonando con fuerza en las últimas fechas y que desde algunos medios daban prácticamente por hecho que jugaría en el conjunto insular, por fin confirmada en la tarde de hoy y además en propiedad. La incorporación del joven extremo que despuntase en el Nàstic en su última aparición en la categoría de plata calma los ánimos de una afición que asistía atónita a un día frenético en los despachos que de inicio sólo apuntaba a la puerta de salida.

Otro frente abierto seria el del delantero Nano Mesa. El jugador -propiedad del Eibar– cuenta con numerosas ofertas de equipos de la categoria de plata, entre las que estaria la del equipo tinerfeño, aunque en las últimas horas el Cádiz parece apostar fuerte por hacerse con sus servicios pese a la presunta intención del jugador de regresar a su hogar.

En cuanto a más posibles salidas, continúa la incertidumbre ante las ofertas que puedan resultar satisfactorias para la entidad por Malbasic o Jorge Sáenz, dos de los jugadores que podrían abandonar también el equipo insular.

Entre tanto, Joseba Exteberría y la plantilla disponible a día de hoy siguen su preparación de cara al arranque liguero, el cual supondrá la visita del C.D. Tenerife al Nou Estadi para enfrentarse al Nastic de Tarragona.

 

Deja un comentario