La magia de Aitor García, un rayo eléctrico en Majadahonda

Ayer el CF Rayo Majadahonda conseguía hacerse con los servicios del mediapunta del Cádiz CF Aitor García hasta el 30 de junio del 2019 sin opción a compra. Aprovechando el préstamo, vamos a  contarle a los majariegos qué puede aportar y cómo conocimos al de Gibraleón en la ciudad gaditana, algo que no se produjo por su fichaje hace dos años, sino que la historia viene de antes.

Aquí lo conocimos por ser jugador del Mérida ya que la campaña anterior a su fichaje el equipo de la tacita estaba en la misma categoría. Fue la última en el pozo y ya allí se prodigaba con los famosos “Aitorazos”. Os preguntaréis, ¿qué es eso de “Aitorazos”? Pues como ya es sabido en La Liga 1|2|3,  al onubense se le conoce por sus disparos desde fuera del área y esa magia que crea por sí solo con ellos, los que enamoraron a todos los seguidores de la Segunda División del Fútbol Español.

¿Qué puede aportar al Rayo Majadahonda? Va a aportar velocidad por la banda, aunque donde mejor se desenvuelve es por el centro. Aquí en la tacita el año pasado se le veía con mucha presión y una vez le cogieron los rivales la medida de esos disparos, ya durante este último año no se le vio más y el de Gibraleón lo pasaba mal. Se enfadaba mucho y no lograba entender como algo normal que a veces le saliera y otras no. El mejor partido aquí en Cádiz lo vimos este año ante el Real Betis en Heliópolis, en ese histórico 3-5 con un tanto anulado desde fuera del área, un gol de penalti y una asistencia al almeriense Dani Romera.

En tierras madrileñas, si logra desprenderse de la presión, estamos seguros que van a disfrutar mucho de él y además allí, en un equipo recién ascendido, es probable que la presión no sea tan elevada como en Cádiz. Eso sí, un consejo a la familia majariega: no agobiarle con los disparos, que si salgan sea por sí solos. Estamos convencidos que con 25 años puede ser un gran sustituto, ahora que se habla mucho de una posible salida del utrerano Álvaro García, si pone ganas y actitud puede llegar a serlo, y su cesión de la presente temporada puede ayudarle a conseguirlo, como también puede ayudar al conjunto madrileño a alcanzar objetivos.

La afición amarilla estará observando como te va allí, Aitor, y ojalá dentro de un año vuelvas habiéndola rompido. Mucha suerte onubense. En Cádiz se te quiere.

Deja un comentario