Osasuna afronta el inicio liguero con cierta incertidumbre. El club navarro necesita volver a la élite y darle una alegría a sus aficionados tras haber rozado los playoffs de ascenso el pasado curso. Octavos en liga con 64 puntos, se quedaron a uno del Numancia. Sucumbieron en el José Zorrilla ante el Valladolid, pues perdieron 2-0 y sus opciones de luchar por el regreso a primera se desvanecieron. Sin embargo, toca pensar en lo que va a deparar esta campaña.

Con Jagoba Arrasate como capitán general, Osasuna se ha movido en este mercado. Como altas, el club ha incorporado a Brandon, Juan Villar, Íñigo Pérez, Imanol García, Rubén Martínez, Nacho Vidal y algunos canteranos que podrían tener más participación con el primer equipo. No obstante, los rojillos han perdido a futbolistas importantes como Lucas Torró, Quique González, Javier Flaño, Manu Herrera o Miguel de las Cuevas, además de aquellos que han regresado a sus clubes tras cesión, como Robert Ibáñez, Sebas Coris o Borja Lasso. Coris jugará en el Nástic y Quique González en el Dépor, es decir, dos rivales directos en liga. Sobre el delantero actualmente herculino, el director deportivo Braulio Vázquez aclaró la polémica de su cláusula, pues en caso de no ascender se rebajaba a 1,7 millones, precio por el que salió.

No es el equipo que más se ha movido en el mercado, pero los de Arrasate han armado una plantilla competitiva. No cabe duda de que los refuerzos de Imanol García, Íñigo Pérez, Brandon o Juan Villar dan un salto de calidad al bloque del pasado curso. Apuntan a titulares, así como Nacho Vidal. Además, permanecen en las filas rojillas piezas importantes como Fran Mérida, Clerc, Roberto Torres o Xisco Jiménez. No obstante, se han generado muchas dudas en sus compromisos de preparación.

El equipo genera incertidumbre tras finalizar la pretemporada

Comenzó el cuadro de Pamplona con derrota ante el Real Unión por 1-0 y victoria por 8-0 ante el Arenas de Getxo. Algunos de los nuevos refuerzos vieron puerta, como Imanol García o Nacho Vidal. El siguiente encuentro era frente al Huesca, todo un equipo de Primera División. La victoria rojilla llegaría de la mano de Xisco, que anotaba su tercer tanto de pretemporada. Tras un choque en el que los de Arrasate esperaban y los de Leo Franco proponían, el ariete de Osasuna aprovechó un error de Semedo y Werner para empujar el esférico al fondo de las mallas.

La Real Sociedad sería el siguiente rival a batir. En la primera parte, los txuriurdin fueron superiores. Sin embargo, los de Arrasate cogerían aire en la segunda mitad y trataron de apretar el partido. Tras un primer gol de Nacho Vidal, la Real remontaría con goles de William José y Zubeldia. En el minuto 85, David García empató el choque, pese a que duró poco. Rubén Pardo impondría el 3-2 definitivo un minuto después. Ocasiones de Fran Mérida al larguero o de David García protagonizaron el ataque rojillo.

Desde entonces, Osasuna no ha vuelto a conocer la victoria en pretemporada. La derrota ante la Real precedió a tres empates que dejaron cierto sabor agridulce. Ante el Eibar, el calor fue protagonista en un choque en el que los de Arrasate empezaron mejor. Se adelantaron por medio de Herrando. Pese a ello, los de Ipurúa se rehicieron y comenzaron a generar peligro. Fruto de ello, Orellana igualó la contienda en el 38′. En la segunda mitad, Sergi Enrich gozó de una gran cantidad de acciones de peligro desaprovechadas. Aguantó el empate el conjunto navarro. Mismo resultado, pero sin goles, fue el que Osasuna y Lleida cosecharon en una prueba más para los de Pamplona.

Como último compromiso, Osasuna se medía al Mirandés en Anduva. De nuevo empate sin goles ante otro rival de Segunda División ‘B’. Roberto Torres fue el más incisivo en ataque, aunque fue el Mirandés el que pudo desequilibrar la balanza con un disparo al palo de Kijera.

En definitiva, dos derrotas, tres empates y dos victorias para los de Arrasate. El debut liguero será como visitante ante el Mallorca, con las bajas de Aridane, Xisco y Lillo. Cierta incertidumbre en cómo se estrenará el cuadro rojillo tras una pretemporada un tanto insuficiente.

Deja un comentario