El Alba, dispuesto a recuperar la ilusión 

Ya ha comenzado la temporada 2018/2019 para el Albacete Balompié y lo ha hecho con un empate a 1 contra uno de los equipos a batir este curso, el Deportivo de la Coruña. En la afición manchega hay grandes expectativas para esta nueva temporada con fichajes que han despertado la ilusión en una sufridora parroquia blanca. El pasado viernes ya pudieron verse grandes destellos de talento en algunas de las nuevas incorporaciones, como por ejemplo Febas, que hizo levantarse de su asiento a la afición con un par de jugadas y dribblings. Estuvo muy trabajador el canterano del Real Madrid durante todo el partido.

También pudimos ver una imagen de solidez defensiva en un Caro que estuvo sobresaliente y que viene a ponérselo difícil a Gorosito y Chus Herrero, además de al otro central que según la dirección deportiva llegará antes del cierre del mercado. Parece que el deseado Saveljich está complicado que vuelva al Carlos Belmonte, pero se busca otro central de garantías si éste al final no llegase. De la misma forma vimos a un Rey Manaj muy voluntarioso que incluso se atrevió a pedirle el penalti del gol al veterano Néstor Susaeta.

La afición tiene la sensación de que los que han llegado lo han hecho con la determinación de aportar, y si a eso le sumas que son jugadores de innegable calidad, se puede dar una buena temporada. Se espera también que Eugeni y Ortuño vayan adaptándose al esquema de Ramis y puedan llegar a dar su máximo rendimiento en un equipo que sin lugar a dudas los va a necesitar a lo largo de la temporada.

Con todo y con esto no fue un partido fácil el del viernes contra un Depor que demostró su buen trato de balón y una gran solidez defensiva, armas con las que Natxo espera volver a la máxima categoría del fútbol español este año. El  Depor tuvo fases de dominio del balón, esperando con paciencia una oportunidad para introducir el balón entre líneas del entramado defensivo manchego. Movieron el balón con calidad y soltura, pero el equipo de Ramis supo mantener el orden y salvo un tremendo chut de Cartabia al larguero no fueron muchas las ocasiones de los gallegos en la primera mitad.

Por su parte el Alba tenía fases de buen trato de balón, lo que agradaba bastante al Carlos Belmonte, con ganas de buen fútbol e incluso Jeremie Bela pudo adelantar a los blancos en un contragolpe de libro.

En la segunda mitad el Albacete mantuvo más la posesión y el Depor daba menos sensación de peligro, pero Domingos Duarte, que estuvo espectacular durante todo el partido, adelantaba a los de Natxo González, lo cual no puede decirse que fuera injusto por los méritos del equipo gallego en la primera mitad.

El Alba, lejos de venirse abajo y espoleado por su afición, comenzó a encerrar al Deportivo, y fruto de esto llegó el gol mediante un penalti que fue muy discutido por los jugadores deportivistas. Krohn Dehli fue expulsado por increpar al colegiado y los últimos minutos fueron de ataque del Alba, pero que no puso en excesivos aprietos a Dani Giménez. El Depor a la contra incluso estuvo a punto de volver a adelantarse en el marcador en el añadido, pero el resultado de tablas ya no se movería del electrónico.

El Albacete supo adaptarse a su rival durante las fases del partido y salir con criterio cuando disponía de la posesión. Luis Miguel Ramis tiene claro que quiere que sus jugadores propongan ideas y soluciones durante el partido, no simplemente ir adaptándose a la coyuntura del encuentro. Evidentemente el fútbol es algo de 2 equipos y muchas veces habrá que proponer cosas distintas, pero la idea está clara para el técnico catalán. Teniendo en cuenta la dificultad del rival, la afición se fue contenta con su equipo y espera que se vuelva a repetir la buena imagen en uno de los escenarios más difíciles a priori de la categoría, el Estadio de Gran Canaria. Lo que está claro, es que a 20 de agosto existe bastante ilusión entre la afición del Alba. Como ya dijimos en otro artículo, ilusión y cautela están obligadas a convivir en el Carlos Belmonte.

Deja un comentario