Durante muchos meses, los más puristas del fútbol se han mostrado reacios a la incorporación de la tecnología en el deporte rey de nuestro país a base de tópicos como “los árbitros unas veces te dan y otras te quitan” o “la polémica forma parte del fútbol”. Que se lo digan a los aficionados de Inglaterra, cuando un gol “fantasma” que no vio el árbitro, les privó de lograr el empate ante Alemania en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica de 2010, o a los aficionados de cualquier club en general, que han visto temporada tras temporada como en muchas ocasiones sus equipos han salido perjudicados por goles que no deberían haber subido al marcador. Sin embargo, tras mucho debate, se ha impuesto la lógica de la justicia y su implementación en España es una realidad.

La temporada dio comienzo el pasado fin de semana, y con ella, se usó el Árbitro Asistente de Vídeo (VAR) en la Liga Santander por primera vez en la historia del fútbol de nuestro país. Tras el buen funcionamiento de la tecnología en el pasado Mundial de Rusia, son muchos los aficionados que esperan que se ponga fin, de una vez por todas, a las injusticias y a la polémica cada vez más mediatizada en el balompié nacional. Durante el verano,  los árbitros han sido “entrenados” para garantizar el buen uso del videoarbitraje con un objetivo claro: menos polémicas y lograr un fútbol más justo en el que las decisiones arbitrales no estén en el punto de mira partido tras partido.

El VAR en la Liga 1|2|3 tendrá que esperar

A pesar de que el pasado fin de semana, el VAR sólo intervino para rectificar dos decisiones totalmente objetivas en el encuentro que se disputó en Vallecas entre el Rayo Vallecano y el Sevilla, se espera que a lo largo de la temporada sea protagonista en varios choques jornada tras jornada. Sin embargo, La Liga 1|2|3 tendrá que esperar ya que, tal y como ha confirmado la Liga de Fútbol Profesional (LFP), el VAR no se implementará en la división de plata hasta la temporada 2019-2020.  Así las cosas, el año en la categoría no estará exento de polémicas, y en más de una ocasión, serán éstas las que ocupen portadas en la prensa deportiva de nuestro país.

Precisamente, la primera jugada controvertida de la temporada no se ha hecho esperar. Corría el minuto 85 del partido disputado entre el Albacete Balompié y el Deportivo de la Coruña, cuando el colegiado del encuentro Pizarro Gómez decidió señalar un penalti a favor de los manchegos debido a una zancadilla de David Simón a Fran García, que se marchaba por el flanco izquierdo del área deportivista. A pesar de que el lateral del “Depor” le arrebató el balón limpiamente al jugador de los manchegos, un gesto antinatural de levantar la pierna más de lo previsto tras la entrada, propició que el árbitro madrileño señalase la pena máxima que, a la postre, significaría las tablas finales en el marcador.

El árbitro principal seguirá teniendo la última palabra

Sin embargo, si bien es cierto que ante una hipotética existencia del VAR, Pizarro Gómez hubiese tenido la oportunidad de revisar la acción a través de las cámaras y rectificar su decisión, la polémica jugada es totalmente interpretable y, en este caso, la última palabra la tendría el árbitro de la contienda a pesar de la utilización del videoarbitraje. Por ello, cabe destacar que, a pesar de que el este sistema tecnológico será de gran ayuda para garantizar un fútbol más justo, siempre habrá jugadas polémicas en las que la interpretación del colegiado de turno tendrá más valor que cualquier otra variante.

Deja un comentario