El pasado sábado, un Elche recién ascendido a la Liga 1|2|3 se enfrentó al Granada en el Martínez Valero ante más de 11.000 espectadores, y los de Pacheta dejaron un buen saber de boca. Si bien es cierto que los ilicitanos mostraron una alarmante falta de producción ofensiva en la que el guineano Sory Kaba fue el más destacado del encuentro, el buen hacer defensivo de los locales fue suficiente para conseguir un punto en su regreso a la división de plata del fútbol español. Tal y cómo se pudo vislumbrar durante los noventa minutos, el equipo alicantino goza de esa solidez defensiva necesaria para conseguir el objetivo en su regreso a la Liga 1|2|3, que no es otro que la permanencia. La máxima del técnico burgalés es clara: encajar poco y, a partir de ahí, dejar rienda suelta a la creatividad de hombres como Iván Sánchez, Josan o el mencionado anteriormente, Sory Kaba.

Sin embargo, para llevar a cabo con éxito el plan del bueno de Pacheta, es necesario una zaga que se maneje a la perfección en este tipo de registro, el de saber esperar al rival y no desesperarse ante las sucesivas llegadas del contrario. Y en esto, se mueve “como pez en el agua” Neyder Lozano, joven futbolista que debutó en la Liga 1|2|3 por primera vez en su corta carrera. El central colombiano realizó un encuentro espectacular junto a su compañero Verdú y, a pesar de sus 24 años, demostró estar capacitado para comandar la zaga del Elche. Tal es la confianza en sí mismo que, al término del encuentro, Neyder Lozano aseguró no haberse sentido “intimidado” por debutar en una categoría tan exigente como la Liga 1|2|3.

El ascenso de Neyder Lozano hasta la élite

El ex de la UD “Sanse” hizo gala de su imponente físico en cada disputa aérea y mostró sus grandes cualidades al corte, siendo el mejor de la defensa ilicitana frente al conjunto nazarí. Sin embargo, no todo han sido buenas noticias en la carrera del futbolista colombiano y ha tenido que trabajar mucho para debutar con el Elche en la segunda división más competitiva del mundo. Neyder Lozano comenzó su carrera en las categorías inferiores de Millonarios, uno de los equipos más laureados de su Colombia natal. En 2013, con tan solo diecinueve años, Lozano decidió dejar todo en su país para probar suerte en la capital de España. Ya en Madrid, tras varias pruebas con equipos de la ciudad, fue la UD “San Sebastián de los Reyes la que decidió hacerle un hueco en el filial.

Neyder Lozano encontró la estabilidad necesaría en la UD “Sanse”

Aquel día, todo cambio para el joven colombiano. En el “Sanse” encontró la estabilidad necesaria para seguir creciendo como futbolista y, tras tres temporadas en el filial, Neyder Lozano debutó con el conjunto madrileño en la 2016-2017, siendo un hombre fundamental en la Segunda división “B”. Tras esa buena campaña, la directiva del Elche lo apuntó en su agenda y, en el mercado de invierno de la pasada temporada, los ilicitanos decidieron hacerse con los servicios del joven defensa central por 6.000 euros. Gran movimiento financiero si tenemos en cuenta que, en la actualidad, su valor actual de mercado asciende a 250.000 euros.

Desde su llegada al conjunto alicantino, Lozano se hizo un hueco en el once titular de Pacheta, demostrando estar preparado para dar el salto a la Liga 1|2|3. Finalmente, con el ascenso del Elche, se culminó el sueño del futbolista colombiano y esta temporada tendrá la oportunidad de seguir la progresión ascendente de los últimos años. Aún es pronto para afirmar que Lozano puede convertirse en uno de los mejores centrales de la categoría, pero el rendimiento que dio ante todo un Granada en su debut ha ilusionado a la afición ilicitana, que considera al joven central como fundamental en el devenir que tendrá el equipo a lo largo de una exigente temporada.

Deja un comentario