Rubén Castro, un goleador insaciable

En cuanto el nombre del canario Rubén Castro salió a la palestra en el presente mercado veraniego, al que le queda únicamente una semana para finalizar, vinculado inicialmente al Córdoba CF, los amantes de la categoría de plata tuvieron algo claro: iba a llegar a la Liga 1|2|3 un goleador insaciable.

En aquellos momentos, todo parecía indicar que vestiría de blanquiverde, pero nada más lejos de la realidad. Es cierto que hubo opciones y negociaciones, pero visto con perspectiva era imposible dados los problemas con el límite salarial de los cordobesistas. En cualquier caso, desde el principio Ramírez se unió a la lucha por su fichaje y pronto todo pareció encaminado para que Rubén volviese a casa, a su hogar. Rubén Castro regresaría a Las Palmas y el Gran Canaria sería testigo de sus demostraciones.

Un futbolista único casado con el gol

Y las está impartiendo desde el minuto 1. El menudo delantero se estrenó en la temporada con un doblete, que parecía querer callar a las voces críticas que opinaban que un jugador de su edad ya no estaba preparado para ser determinante. Nada más lejos de la realidad.

Con Rubén Castro, el gol no parece entender de edad. Al doblete le ha seguido una nueva jornada anotando, en esta ocasión ante el Albacete Balompié. Rubén es un ratón del área, siempre preparado para recoger cualquier balón suelto para alojarlo en la red con una facilidad y naturalidad pasmosas. Su olfato de gol y capacidad anotadora están fuera de toda duda. Ya es el máximo goleador de la categoría, y solo estamos en la segunda jornada.

Físicamente cuidado, Rubén ha demostrado en todos sus equipos sus cualidades. Así, la UD Las Palmas se ha asegurado un goleador que puede ser determinante, que además es de la casa y siente los colores. Un amarillo por el que se dejará el alma por devolver al equipo de su tierra a la máxima categoría y con ello volver a golear en la élite. Donde siempre lo hizo.

Deja un comentario