Con la victoria el pasado fin de semana en el Nou Estadi de Tarragona, el Rayo Majadahonda inauguró el casillero de victorias en su primera temporada en Segunda División. El conjunto madrileño, que consiguiera por el mes de Mayo el ascenso a Segunda tras vencer en la eliminatoria de campeones al Cartagena, sigue acumulando fechas especiales y que forman desde ya parte de su historia.

De esta forma, el 2 de Septiembre de 2018 pasará a la historia del club actualmente presidido por Enrique Vedía por ser el día en el que consiguió su primera victoria en el futbol profesional.

El equipo entrenado por Antonio Iriondo debutaba en la categoría de plata tras haber disputado a lo largo de su historia tan solo 6 temporadas en Segunda División “B”, tras ser campeones de grupo y ascender de forma agónica en el último suspiro ante el Cartagena. Tras un verano movido y con tremendas dificultades para afrontar su aparición en la LFP, el conjunto madrileño de la mano del Atlético de Madrid consiguió tener unas instalaciones donde jugar mientras el Cerro del Espino se acondiciona para cumplir con las exigencias de la LFP.

Un ilusionante rayo majariego

Con una trasformación importante de la plantilla, manteniendo a jugadores importantes en el ascenso y al “arquitecto” del éxito -su entrenador Antonio Iriondo- los madrileños han empezado la nueva temporada dejando buenas sensaciones ante Zaragoza y Mallorca, pero sin recoger sus frutos en forma de puntos. Ahora sí, a la tercera jornada han llegado los primeros puntos y consiguió la primera victoria.

Y si a la historia pasara la fecha de la primera victoria del Rayo Majadahonda, de igual modo lo será el autor del gol de la victoria: Nicolas Schiappacasse. El futbolista uruguayo -cedido por el Atlético de Madrid- con tan sólo 19 años de edad ponia por delante en el marcador a su equipo, apenas 8 minutos después de entrar en el campo sustituyendo a Ruibal.

La magia de Aitor García

Con esta histórica victoria y estando a estas alturas, de forma anecdótica el Rayo Majadahonda se coloca en la decimoquinta posición con tres puntos, a 2 del descenso y con toda una temporada por delante. Sin duda, la temporada más ilusionante de su corta historia, que en el Cerro del Espino esperan sea la primera piedra para unos sólidos cimientos de plata.

Deja un comentario