Se cerró el mercado de fichajes, otro año más, con los deberes hechos en la parroquia blanquilla y sin tener que estar apurando hasta las últimas horas de la noche para cerrar la plantilla. El director deportivo del Real Zaragoza dio por cerrado el equipo el pasado día 23 de agosto, con la incorporación del delantero catalán Álvaro Vázquez en calidad de cedido por parte del R.C.D. Espanyol. El “lobo” llegó a La Romareda con un sólo objetivo: ser el delantero del ascenso. El ariete debutó con la casaca blanquilla en la segunda jornada en Tarragona. Disputando unos pocos minutos generó dos ocasiones de gol y estuvo a punto de romper el 0-0 final.

Entrevista a Jorge Pombo

Pero el primer examen vino este pasado sábado, día en el que debutaba en el Municipal, delante de más de 21.000 gargantas y ante un rival directo, la UD Las Palmas. Imanol Idiákez le brindó la oportunidad y el montgatino no defraudó. Corría el minuto 27 de  la primera parte y  un excelso Jorge Pombo enviaba un balón a la madera izquierda que Álvaro empalaría con el alma hacia el fondo de la portería.

¿Será el primero de muchos que anote el barcelonés con la remera del león? En los últimos 25 años el Real Zaragoza ha gozado de ilustres delanteros, futbolistas que lo han conseguido todo y que serán recordados para la posteridad.

Delanteros que dejaron huella

Echando la vista atrás podemos encontrarnos con Juan Eduardo Esnáider, un delantero que llegó en la misma condición que Vázquez, cedido por el Real Madrid. El argentino anotó muchos goles en sus etapas en la capital aragonesa. Nada más llegar consiguió ganar la Copa del Rey (93/94), el siguiente año llegó  la Recopa de Europa (94/95) anotando en la gran final un golazo eclipsado por la obra de arte de Nayim y finalmente tras su vuelta para intentar salvar al Zaragoza de la quema del descenso, llegó su segunda Copa del Rey (00/01). Esnáider fue, es y será un ídolo zaragocista, debido a su carácter y su garra.

En la década de los noventa también deslumbraron otros dos delanteros que no dejaron títulos en las arcas del club, pero si dejaron goles y fútbol. Fernando ” El Moro” Morientes y Savo Milosevic son recordados por la afición con gran cariño. El primero llegó del Albacete siendo el fichaje más caro (hasta aquel entonces) del Real Zaragoza. Anotó alrededor de 30 goles en 2 años y al ser un delantero tan prometedor el Real Madrid se lo llevó. Fernando recuerda con gran cariño la ciudad del Ebro y la nombra siempre que puede.

Por otro lado, el caso del jugador balcánico es muy diferente ya que Savo fue repescado por el club tras su decepcionante paso por la Premier League. En el Real Zaragoza se convirtió en uno de los delanteros más cotizados en Europa, fichando por el poderoso Parma italiano. Una de las grandes actuaciones del “Yugoslavo” fue en Chamartín, el día que el Zaragoza le endosó 5 goles a todo un Real Madrid.

El retorno a Primera División

La vuelta a la Primera División en la temporada 03/04 vino acompañada con un joven y prometedor delantero asturiano: David Villa. El máximo goleador de la historia de la selección española debutó en la máxima categoría con el conjunto blanquillo consiguiendo una Copa del Rey el mismo año. El campeón mundial deslumbró a todo el país con tardes mágicas en La Romareda que le hicieron encumbrarse como un auténtico “killer”, como aquella tarde de abril en el muncipal en la que anotó 4 goles. En su segundo año consiguió la Supercopa de España y debutó en Europa, otra magnífica temporada que lo llevó al Valencia C.F. Para suplir al “Guaje” vino un argentino procedente del Génova: Diego Milito.

El hermano de Gabi, llegó con una difícil papeleta pero “El Príncipe” tardó poco en embelesar a la parroquia maña. El proceso de adaptación fue algo que no afectó al delantero, ya que en su primera temporada (o5/06) llegó a la final de la Copa del Rey, endosándole 4 goles al Real Madrid (6-1) en las semifinales. El argentino triunfó por completo haciéndose un  nombre entre los grandes, su última temporada fue un durísimo palo ya que con una plantilla para alcanzar Europa, se terminó descendiendo.

Real Zaragoza, motivos para creer

En los últimos cinco años, en Segunda División, el Real Zaragoza también ha encumbrado a delanteros que ahora triunfan por primera. Roger Martí, Borja Bastón, William José, Ángel Rodríguez y Borja Iglesias son el claro ejemplo que la camiseta blanquilla es el ingrediente secreto para dar el salto  y triunfar.

Álvaro Vázquez solo tendrá que rodearse de la magia que rodea al estadio, esa magia que hace que césped, jugador, balón y portería fluyan como un único ente. La llegada de grandes jugadores siempre ilusiona en Zaragoza, pero si se trata de un delantero es inevitable pensar en glorias pasadas y sonreír.

Deja un comentario