Los dueños del carril derecho en La Liga 1|2|3

Huérfana. Así parecía haber quedado la Liga 1|2|3 tras el ascenso a Primera de jugadores como Jordi Calavera o Jorge Miramón. Los laterales derechos que marcaban la diferencia en la categoría de plata. Aquellos que ofrecían un salto de calidad a un carril diestro convertido en autopista ofensiva y cerrojo defensivo.

Sin embargo, no es así. La Segunda División sigue contando con futbolistas extraordinarios en el flanco derecho. Laure, Romera, Tekio o David Simón integran una lista repleta de calidad en una posición que puede terminar siendo clave en los objetivos grupales. Sin embargo, hay tres que han destacado por encima de todos en este arranque de temporada.

Nacho Vidal, Álvaro Lemos y Álvaro Tejero, protagonistas

El Albacete Balompié ha arrancado como un cohete la temporada y su línea defensiva es una de las claves para que la maquinaria ofensiva brille. En ese contexto, Álvaro Tejero es una de las sorpresas positivas en el conjunto manchego. Su proyección era elevada a su llegada y las esperanzas de sus aficionados han tardado muy poco en estar justificadas. Un seguro defensivo añadido a las buenas referencias ofensivas con las que ya contaba y que ha confirmado en su estreno en la categoría.

Su tocayo, Álvaro Lemos, parecía haber estancado su progresión desde aquella maravillosa temporada en el Lugo que le hizo firmar por el Celta. Una cesión en el Lens infructuosa y un regreso a tierras lucenses en la segunda vuelta asemejaron frenar su proyección. Sin embargo, todo parece haber cambiado en Gran Canaria. Goza de la total confianza de Manolo Jiménez y responde a ella como ya había demostrado en el pasado saber hacer. Sin fisuras defensivas, sus incorporaciones en ataque son una pesadilla para las defensas rivales. Incisivo, conocedor de la categoría, escoge perfectamente los momentos para incorporar al ataque y amenazar, hasta el punto de ser capaz de anotar auténticos golazos como el que hizo al Nàstic la pasada jornada.

Por último y no por ello menos importante, Nacho Vidal. El jugador cedido por el Valencia en Osasuna alterna un alto nivel defensivo con una especial habilidad para colocar centros precisos convertidos en medidas asistencias. Clave en la reacción de Osasuna ante el Almería para sacar a su equipo de la primera mini crisis de la temporada.

El espectáculo, garantizado

Con todos estos ingredientes, es inevitable pensar que el nivel de los laterales de plata continúa siendo realmente elevado. Puñales en sus carriles que echan el cerrojo a su flanco y se convierten en pesadilla para las defensas rivales con sus apariciones ofensivas. Siéntense y disfruten, porque el espectáculo acaba de comenzar.

Deja un comentario