Se presentaba en Oviedo el Real Zaragoza con altas expectativas, las de puntuar en el Carlos Tartiere. Para ello, Imanol Idiakez presentó un once competitivo, que lucharía por los tres puntos. Y es que el inicio de temporada zaragocista ha dejado muy buenas sensaciones.

Una victoria en el debut en casa frente al Rayo Majadahonda, un empate en Reus, otro de vuelta a La Romareda frente a la UD Las Palmas y la maravillosa victoria en el Tartiere es el balance momentáneo para el equipo aragonés.

Una victoria en Oviedo que fue facilitada en gran parte por la enorme labor del mediocentro nigeriano James Igbekeme, la clase de Marc Gual, el espectacular momento de forma de Jorge Pombo  y una buena seriedad defensiva. Y es que el equipo del entrenador de San Sebastian está muy bien trabajado.

“Zaragoza huele a gol'”

Desde este año, y como se fundamentó el año pasado, la defensa está siendo una de las claves. Con el refuerzo de Alex Muñoz y el de Diego Aguirre (aunque éste siendo mas ofensivo) han mejorado una zona defensiva que ya estaba bien cubierta en su zona central con Grippo y Verdasca. Los laterales son para Delmás, que siempre que sale cumple, así como  el otro canterano Carlos Nieto, que los dos partidos que ha jugado ha dejado claro que quiere pelear por un puesto.

Como hemos nombrado antes, el nigeriano James Igbekeme es el fichaje revelación. Con su músculo y su enorme calidad, el menudo centrocampista ha dominado el campo a su antojo, repartiendo pases y cortando juego siempre que es necesario. A falta de estar al 100%, Eguaras y Zapater son otras dos de las piezas clave del equipo en la fase de creación de juego. Con Guti en la fase media de su recuperación y con canteranos como Pep Biel, el equipo tiene el medio lleno de cantidad y calidad.

“Real Zaragoza, motivos para creer”

A ellos se unen Giorgi Papunashvili y Oliver Buff. Tanto el georgiano como el suizo van sobrados de calidad, pero a la hora de defender, se les pide un poco mas, ese punto que dé equilibrio defensivo al equipo.

De mediocentro para arriba, la calidad es inagotable. Jorge Pombo está, como diríamos en lenguaje coloquial, con la flecha en verde, en forma. Ha empezado la temporada como un tiro, y su motivación contagia a sus compañeros del ataque. Ellos son Marc Gual, Álvaro Vazquez y Jeison Medina.

El delantero de Badalona erá uno de los deseos tanto de Lalo Arantegui como de la afición zaragocista. El jugador cedido por el Sevilla aún no ha estrenado su faceta goleadora, pero deja destellos de calidad que hacer augurar que será un jugador que aportará mucho al Real Zaragoza. Álvaro Vazquez ha llegado con buen pie en La Romareda. 2 goles en 2 partidos y medio y muchísimas muestras de su calidad que aseguran muchas alegrías en Zaragoza.

Por ultimo, vamos a hablar de Jeison Medina, una auténtica incógnita. Aun no ha debutado en partido oficial, tampoco en Copa del Rey, como podían prever y su estado de forma es una cuestión enigmática. Veremos si a lo largo de la temporada mejora su situación.

Con todo, nos encontramos con un Real Zaragoza ilusionante, un equipo que transmite ambición desde el inicio y mimbres para hacer algo grande.

Deja un comentario