El Nàstic recupera pulsaciones en la Liga 1|2|3

Había comenzado el Nàstic la temporada con muy mal pie y pésimas sensaciones. Con sólo un punto tras cuatro jornadas recibía a un Osasuna que, pese a que tampoco respiraba adecuadamente, parecía recuperado tras vencer al Almería.

Gordillo lleva desde la Jornada 1 buscando un once que compita como pretende el técnico. Parece haberlo encontrado. Y es que en el día de ayer las prestaciones del equipo se elevaron exponencialmente y con ello llegó el resultado.

Gordillo encuentra el equilibrio 

El cambio comienza desde la portería. Isaac Becerra se estrenó en Liga como titular y todo hace indicar que se mantendrá en la meta. Además, Albentosa se asienta como titular junto a Cadamuro y ambos ofrecen a la parcela defensiva seguridad. Los laterales tienen dueño. Iván López por derecha y Abraham Minero por izquierda ofrecen estabilidad atrás e incorporaciones ofensivas selectivas. Y esto es justo lo que requiere el Nàstic de Gordillo.

David Rocha, ídolo de la afición grana, pierde su sitio y son Javi Márquez junto a Fali los que dan consistencia a la medular para permitir a los segunda línea ofensiva gozar de mayor libertad. En esta, Manu del Moral vuelve a demostrar que la clase no se pierde y Luis Suárez ofrece una frescura que no estaban dando Uche ni un Barreiro que arrastra problemas físicos. Tete Morente y Sebas Coris contribuyen en los interiores al equilibrio ya que son interiores que aportan defensivamente.

Con ello y con un Osasuna que decepcionó, el Nàstic obtuvo su primera victoria de la temporada, respira y coge pulsaciones en el campeonato. Un soplo de aire que puede servirle para tomar impulso y salir de un estado traumático del que parecía no tener escapatoria. Las próximas jornadas dirán si fue casualidad o causalidad.

Deja un comentario