El cerrojo de Ramis ya carbura

La jornada 5 de la Liga 1|2|3 llegaba a su fin con el encuentro en el Carlos Belmonte entre Albacete y Cádiz. Los andaluces consiguieron ‘in extremis’ un empate gracias a un gran tanto de Dani Romera. Pese a ir ganando toda la segunda mitad, los de Ramis no pudieron amarrar el triunfo y sucumbieron en los últimos minutos ante las acometidas de los visitantes.

Más allá del resultado, algo amargo para el Albacete pero justo en cuanto al juego de ambos equipos, el encuentro dejó interesantes aspectos a analizar. En primer lugar, Ramis salía con su a priori once de gala y el que viene asentándose varias jornadas. De hecho, el técnico solo ha introducido variantes en ataque a lo largo de las cinco jornadas. Acuña, Bela, Susaeta y Manaj se han alternado en dos puestos como titulares. Por lo tanto, la primera conclusión es que el cuadro manchego ya ha encontrado su estructura defensiva, y esta empieza desde atrás.

Tomeu Nadal, la seguridad que Caro y Arroyo no parecen necesitar

Es curioso que el guardameta del Albacete ofrezca tanta seguridad, pero que a su vez la pareja de centrales no parezca necesitarla. Ramis ha confiado su defensa en Tomeu Nadal, Caro y Arroyo, junto a Tejero y Fran García de laterales. Cinco miembros importantísimos del equipo que lo han jugado todo. Únicamente Fran García ha descansado diez minutos en favor de Gorosito.

Tomeu Nadal realizó una actuación formidable el pasado lunes ante el Cádiz. Primero avisó con una mano salvadora al cabezazo de Carrillo en la primera mitad. Seguridad y agilidad le atesoran y el portero lo demuestra cada semana. Fruto de ello, deslumbró a todos en la segunda mitad. Atajó una falta directa botada por un experto en la materia como Aketxe. El balón, fuerte y a media altura, hubiera supuesto un problema a cualquier portero. No fue así para Tomeu, que además hizo dos paradas más tras el rechace para salvar a su equipo del empate.

Ramis

Imagen de La Voz de Cádiz

El arquero mantuvo a los manchegos por delante en el marcador con otras paradas de mérito. Sin embargo, nada pudo hacer ante el gol de Dani Romera. El almeriense desvió un disparo de Alberto Perea. La acción amargó el enorme trabajo defensivo del Albacete, especialmente en la segunda mitad. Tomeu Nadal completa, tras cinco jornadas, un bagaje de 23 paradas y ocho despejes. Algunas intervenciones fueron de mucho mérito como la mano que sacó en Las Palmas.

Caro lideró una defensa consolidada

Tomeu Nadal no estuvo solo, pues la línea de cuatro defensores cuajó un enorme choque. Caro lideró una defensa ya consolidada en los planes de Ramis. Arroyo, el capitán, emuló a su compañero de zaga cosechando acciones dignas de elogio. Ambos se sienten muy cómodos saliendo de posición a cortar. No necesitan esperar a que el balón les llegue o a que el delantero reciba. Ellos salen, buscan anticipación e interrumpen situaciones clave para el rival. El ‘Alba’ cuenta con buenos centrales en la recámara. Sin embargo, la pareja titular de momento está decidida.

Con todo ello, el bagaje de cuatro goles en contra en el campeonato no lidera la tabla (Málaga, Las Palmas, Granada, Mallorca, Sporting y Alcorcón han encajado menos). Sin embargo, el dato tiene cierto contexto. Encuentros ante Deportivo y Las Palmas en los que resulta complicado no encajar teniendo en cuenta la calidad de los de arriba. Frente al Cádiz, el gol llega en el último instante de rechace y contra el Reus, el Albacete ganaba 0-2 y tuvo que sufrir una acometida a la desesperada del rival.

En las alas, Tejero y Fran García ocupan la posición de lateral. El primero trabajó enormemente en defensa. No solo se las vio con el talentoso Manu Vallejo, sino que además tuvo que sufrir las incorporaciones de Matos. Por otro lado, brindó a Zozulya de la asistencia con la que adelantaría al Albacete. En el costado izquierdo, Fran cumplió con creces el reto de marcar a Salvi. Lo desesperó, provocó pérdidas del extremo y consiguió que se marchara a túnel de vestuarios decaído.

La mentalidad defensiva del resto del equipo completa el cerrojo

No se trata exclusivamente de una línea defensiva consolidada, sino que el resto de futbolistas aportan garra y coraje en las distintas facciones del campo. Un ejemplo fue el de Acuña. El atacante salió en los últimos minutos y ayudó más en tareas de defensa que en el propio plano ofensivo. Febas, un centrocampista de calidad y creación de juego, se vació para ayudar en el centro del campo y en la recuperación.

Pero sin duda, el mediocentro más comprometido con el plano defensivo fue Jon Erice. En el esquema de Ramis, Erice claramente es el pivote más retrasado, con Febas un poco por delante y Eugeni detrás de Zozulya. El ex del Oviedo se incrustaba entre los centrales en ataque para facilitar la salida de balón. Por otro lado, en el plano defensivo mostró actitud, coordinación con la zaga y sobre todo trabajo. Cuajó un formidable encuentro.

En definitiva, Ramis ya ha mostrado sus intenciones. Efectividad arriba con jugadores muy contundentes y solidez atrás sin conceder lo más mínimo. Los cuatro goles encajados están por debajo de los cinco que marca la media del campeonato. Además, han cometido 67 faltas, diez menos que la media de la liga. Defensa efectiva no necesariamente dura y antireglamentaria como marca el dato anterior. Los manchegos saben juntar sus líneas a la perfección y no dejar espacios entre centro del campo y defensa, unidas ambas partes por Erice. Buena dinámica que mantiene al equipo quinto en la tabla. Próximo rival, uno de los equipos menos goleadores, el Mallorca.

Deja un comentario