Álvaro Aguado Méndez (Jaen, 1996) ha comenzado la reciente temporada de una manera increíble. Siendo de lo mejor del Córdoba, el canterano del equipo califal ha demostrado el motivo por el que este verano varios equipo fueron detrás de él para sacarle de El Arcangel. Tras el salvador gol del fin de semana pasado muchos han sido los ojos que se han fijado en la perla andaluza.

Álvaro Aguado, personalidad y responsabilidad

Siempre con los pies en el suelo y con la cabeza muy bien amueblada, Aguado mira con buenos ojos su futuro en Córdoba. De hecho, los rumores indican que su renovación con el club blanquiverde esta muy próxima a hacerse oficial.

La velocidad, el descaro y sobre todo, el carácter que muestra en el campo, hacen que Álvaro Aguado esté llamado a ser uno de los pilares fundamentales para conseguir la salvación del Córdoba. Un equipo que parece que va reencontrando las sensaciones que hacen indicar que estará en la pelea por la salvación, que este año se hará muy cara. De momento, el equipo de Sandoval ha empezado de manera un tanto irregular, pero jugadores como el canterano hacen soñar con la posibilidad de conseguir el objetivo.

Un joven que suma experiencia en una proyección espectacular

Sumando los 16 partidos de la temporada pasada, a los cuales se unen los 6 de la presente, ya son 24 los partidos que la joven perla jienense lleva disputados en el fútbol profesional. El rol que Sandoval le está dando esta temporada nos hace ver que este jugón es importante para que el equipo cordobés mejore tanto en juego ofensivo, como defensivo, a la hora de ayudar a los laterales.

Y es que el Córdoba tiene potencial ofensivo, pero en la faceta defensiva, el equipo hace aguas por todos lados. Ni los dos centrales dan confianza, ni sus sustitutos. Sus laterales no rinden como es esperado, y en portería, hasta el debut de Alberto Gonzalez (otro canterano que hace debutar Sandoval) no había un hombre que gustara a la afición, si bien Carlos Abad parece tener condiciones para asentarse como titular fiable.

Las cualidades de Álvaro Aguado como proyecto de élite

En esa vorágine que supone la inestabilidad que se viene respirando en el club cordobés, Álvaro Aguado constituye un halo de esperanza para la afición blanquiverde.

Aguado

Un futbolista de insultante juventud, que apareció ya la pasada temporada en la fase delicada del equipo, aquella en la que debía obrar un milagro. Él fue partícipe de ello y demostró ante la adversidad personalidad y una madurez impropias de su edad.

Se ganó a pulso la oportunidad de tener continuidad y, actualmente, es sin duda uno de los pilares de Sandoval. Futbolista de toque, exquisito en la conducción, dominador de los conceptos del juego. Dotado de técnica, su llegada y aportación ofensiva son claves para el equipo, aunque también su sacrificio y solidaridad en el trabajo de equipo.

En resumidas cuentas, el jienense esta desatado esta temporada y pretende plasmar en el terreno de juego toda su calidad, en busca de un objetivo claro: la salvación cordobesista.

Deja un comentario