Tras el empate a uno frente al Reus, el Nàstic de Nano Rivas parece progresar adecuadamente tras un inicio un tanto convulso en la ciudad mediterránea.

La zaga, fundamental en la mejoría

La llegada de Albentosa al equipo catalán ha reforzado una zaga que ha ganado en seriedad y eficiencia en los últimos partidos. Además, junto a la llegada del de Alzira, Isaac Becerra se ha hecho con la titularidad tras quitarle el puesto a Bernabé. El portero llegado del Valladolid ha remontado su situación personal, y ya ha demostrado que está más que capacitado para el puesto de portero titular en el conjunto del Nou Estadi.

Ivan López y Abraham han conseguido consolidarse en los laterales del equipo grana, dejando buenas actuaciones defensivas, además de buenos partidos en el término ofensivo.

La nave grana tiene quien lleve el timón

Fali y Javi Márquez son el timón del equipo. Tanto en la victoria frente al CA Osasuna, en la que Nano Rivas optó por un 4-2-3-1, como en el derbi frente al Reus, en que varió de sistema al 4-4-2, los dos jugadores son inamovibles.

Nàstic

Además, otro de los que cuentan para el entrenador es David Rocha, que sigue poniendo su calidad en el centro del campo del Nàstic.

Tete Morente y Sebas Coris también son fijos para el míster de Ciudad Real. La calidad de Tete Morente se antoja crucial para el reflote del equipo, así como la velocidad de Coris, que parece que está empezando a encontrar su optimo estado de forma. Los dos interiores se presuponen claves para el Nàstic.

Los puntas comienzan a congeniar

Para el partido de Reus, Nano Rivas contaba con la importante baja de Manu del Moral, autor del gol del triunfo del equipo tarraconense frente a Osasuna. El experimentado “delantero” actuó de media punta en ese encuentro, apoyando en ataque a Luis Suarez y ayudando en defensa cuando sus compañeros lo necesitaban. Y es que el jienense estaba siendo lo más destacado de su equipo es esta temporada tan aciaga por el momento para el equipo catalán.

En Reus jugó el nigeriano Uche, que pese a su edad sigue dando guerra partido tras partido. Un quebradero de cabeza para las defensas rivales. Barreiro espera su oportunidad tras una inoportuna lesión que ha aprovechado la segunda unidad para asaltar la titularidad. El Nàstic debe seguir remando, pero ya ve la orilla.

Deja un comentario