Hace apenas unos días era el propio Rei Manaj el que confirmaba en la rueda de prensa que el Albacete Balompié se había hecho con sus derechos para los próximos 5 años. El jugador, que en principio venía cedido por el Inter de Milán, habría cumplido ya con los objetivos de renovación.

También salió a la luz que  el Alba tendría que pagar aproximadamente unos 2’5 millones de euros por el albanés de una manera, eso sí, fraccionada por años.

Una renovación ganada en solo siete jornadas

Pasando al terreno deportivo, la verdad es que la llegada de Rei al club manchego no despertó excesiva ilusión tras su pobre paso por Granada, club donde cuajó una temporada sin pena ni gloria. La afición del Alba, viendo que iba a contar con la renovación del deseado Zozulia y con la llegada de Ortuño, no apostaba porque Manaj tuviera un papel protagonista.

Rei Manaj

Rei Manaj | ABC

Pero todos sabemos lo sorprendente que es el fútbol.  El joven delantero de 21 años comenzó en el banquillo la temporada, pero cuando salía demostraba muy buenas aptitudes. Poco a poco se iba viendo a un jugador muy ambicioso y con ganas de triunfar, al que no le temblaba el pulso para “quitarle” los penaltis al veterano Néstor Susaeta. Pese a no haber contado con muchos minutos, Manaj ya lleva 3 goles en Liga y 1 en Copa conseguido contra el Lugo. La verticalidad, la lucha y el remate son de momento las características más destacables de su juego.

Un rendimiento que trastoca los esquemas de Ramis

En los últimos partidos, el técnico Ramis ha optado por darle más confianza y ponerlo en punta de inicio junto a Roman, jugador con el que parece entenderse muy bien pese a que comparten ciertos atributos futbolísticos. Esta dupla de momento mantiene el “tino” y ha logrado situar al Albacete como máximo realizador del campeonato, condición que la afición del Alba espera que se mantenga en una temporada con un nivel muy alto en todos los equipos de Segunda División. Sin duda será una tarea muy ardua con la competencia de auténticos “killers” de la división de plata como Rubén Castro o Quique entre otros muchos.

Lo que sí parece claro es que Rei Manaj, quien parecía que iba a contar con un rol secundario, ha venido para marcar su “reinado en Albacete”, si me permiten el juego de palabras. Tiempo y confianza parece que va a tener. Quizá aquello que añoró en Granada, equipo en el que tuvo una gran competencia en la parcela ofensiva, que tapó sus oportunidades.

Deja un comentario