La UD Almería, victoria convincente en un día especial

En el día de hoy, un hombre debe ser inmensamente feliz. Fran Fernández fue nuevamente padre, de una niña que llega al mundo sana y con su padre en un momento profesional realmente dulce. Lo debe ser, porque su equipo, la UD Almería, tiene su sello, cree en él e interpreta su idea con el convencimiento de quien sigue a un Mesías.

Un equipo que interpreta el fútbol como la mejor banda de rock

Y es que la UD Almería goza de identidad. Una palabra que puede parecer baladí, pero que en la mayoría de las ocasiones diferencia a los buenos equipos de los que no lo son. Y este Almería es una delicia.

UD Almería

Narváez, celebrando un gol | La Liga

Un conjunto unido, que comienza su ataque por la defensa, pero lo hace presionando en campo contrario y ahogando la salida de balón de rival. Todos a una, de forma sincronizada, impetuosa y solidaria. Con la línea defensiva plantada lejos del área de un René que, gracias a ello, goza de una tranquilidad que no debía recordar. Eso sí, le llegan menos, pero cuando lo hacen, sigue respondiendo como uno de los mejores guardametas de la categoría.

Presión alta, intensidad y solidaridad. Continuos robos de balón en zona de peligro y vertiginoso ataque a la meta rival. El Almería es una banda de rock, a la que le gusta el ritmo alto y ahoga a sus rivales con su vertiginoso ejercicio de fútbol.

La afición rojiblanca comulga con el estilo Fran Fernández

Con tal presentación y con el respaldo que ofrece haber conseguido dar continuidad a dicha identidad, el equipo de Fran Fernández ya tiene a su afición en el bolsillo. Una grada que se había acostumbrado al sufrimiento y que ahora, tras varios años caminando por el desierto, se ha enganchado a un equipo que la representa. Un equipo del que se siente orgulloso. Uno que, con su juego, se ha ganado el respeto de su hinchada. El equipo transmite y la grada responde al estímulo. Se siente orgullosa de lo que ve, de sus colores.

La UD Almería, con el pan bajo el brazo 

Así ha llegado Diana al mundo. Con el pan bajo el brazo, como se suele decir. Como ha nacido el equipo que su padre está construyendo, cuando por fin le han entregado un proyecto desde el inicio.

UD Almería

Fran Fernández, en rueda de prensa | UD Almería

Fran Fernández se había ganado a pulso una oportunidad en el equipo de su tierra, en el equipo de su vida. Ha tenido que demostrar en varias ocasiones que estaba capacitado para ello, incluso en esta misma temporada, con un arranque titubeante en resultados, que no en juego, ha sido cuestionado.

Pero Fran tiene la capacidad. Tiene la aptitud y la actitud necesaria para triunfar en ese banquillo. Y su identidad está en su equipo. Ahora, los resultados le respaldan, su equipo va a muerte con su idea. Una idea que da frutos y hace disfrutar a quien le gusta el fútbol. Así que Diana ha llegado en un momento en el que su padre disfruta de una etapa dulce profesional. Enhorabuena, Fran. Tienes motivos para ser feliz. Y además, haces feliz a tu gente. Qué más se puede pedir.

Deja un comentario