La Liga 1|2|3 se convierte en trituradora de banquillos

Y nos dieron las ocho en la Liga 1|2|3. Porque ocho son los técnicos que han sido destituidos hasta la fecha en la categoría de plata. Joseba Etxeberría abrió la veda en la Jornada 5. Idiákez, Gordillo, Javi López y Juan Sabas llevaron la cifra a los cinco. En la Jornada 14, han sido tres más de golpe los que han caído: Manolo Jiménez, Rubén Baraja y José Ramón Sandoval. La trituradora está en marcha. No hay quien detenga la vorágine.

El reloj marca las horas

Las agujas del reloj avanzan inexorablemente. El tiempo no entiende de sentimientos, sólo lo hace de resultados. Y si no son los esperados, la aguja apunta a un lugar inequívoco: el banquillo.

La paciencia suele ser la madre de la ciencia. En el fútbol y en la vida. Sin embargo, aquí esa palabra existe únicamente en lugares remotos. En aquellos en los que todo marcha sobre ruedas. Deberían ser la excepción, aunque desgraciadamente, es algo que se está convirtiendo en habitual.

Sin convencimiento en el proyecto y con urgencias

Si algo comparten los tres clubes que han decidido prescindir de sus técnicos son las urgencias. Pero igualmente la falta de convicción en el proyecto que habían confeccionado y puesto en manos de aquellos a los que acaban de despedir. Manolo Jiménez contaba con el caché necesario pero Ramírez suspiraba por Paco Herrera. Y ya lo tiene.

Rubén Baraja continuó esta temporada más por la desidia de las altas esferas que por convencimiento. Ahora José Alberto tratará de reconducir una nave a la deriva.

Y Sandoval regresó por la espantada de Francisco. Pero no era, ni de lejos, una opción que convenciera a los mandatarios blanquiverde.

Han decidido cambiar. Tres en un fin de semana, y ya van ocho. Con la esperanza de reconducir naves que van sin un destino conocido. Suerte en el trayecto. La necesitarán.

Deja un comentario