Sandoval, su llegada a Córdoba

El 13 de febrero de 2018, José Ramón Sandoval llegaba a Córdoba con un objetivo claro: la salvación de su equipo. Prácticamente un imposible viendo la situación en la que se encontraba el club. Por aquel entonces, los andaluces ocupaban la antepenúltima posición de la clasificación, sólo por delante de Lorca y Sevilla Atlético. Lo más preocupante eran los puntos obtenidos hasta la fecha, 19 puntos en 26 jornadas. Una cifra bastante lejana a los 30 que tenía el Barcelona B, equipo que delimitaba el descenso. 5 victorias, 4 empates y 18 derrotas eran los números de un Córdoba que se paseaba sin pena ni gloria por los estadios de Segunda.

El primer partido con Sandoval en el banquillo terminó con derrota 1-2 frente al Granada en El Arcángel, pero se vio a un equipo con otro aire. Desde esa jornada hasta terminar la competición, 10 victorias, 2 empates y sólo 4 derrotas. Números que le bastaron al madrileño para lograr el objetivo de la permanencia, y quedar 16º clasificado. Su cara al concluir el Córdoba – Sporting (3-0) de la última jornada de liga, lo decía todo: felicidad y más felicidad.

Un verano convulso

Tras la certificación de la permanencia, todo el cordobesismo estaba con Sandoval. El Arcángel lo veía como el entrenador adecuado para retomar en la 2018/19 el objetivo de su club, volver a Primera División. Pero por unos motivos o por otros, el madrileño no alcanzó un acuerdo con la directiva del Córdoba para renovar su contrato. Sin embargo, casi dos meses después, el club anunciaba su regreso al banquillo andaluz para dirigir al equipo esta temporada.

Leer más | Aguante, Córdoba

Su llegada fue una de las pocas noticias positivas para el cordobesismo. Los continuos problemas con el límite salarial, la dimisión del entrenador, Francisco, y la salida de jugadores de peso en el vestuario, como Sergi Guardiola; se vieron solapados con un espaldarazo de ilusión para una afición que veneraba al madrileño.

No comenzó bien la temporada

La temporada 2018/19 daba el pistoletazo de salida en El Arcángel. Empate a tres goles contra el Numancia, donde quedó bastante claro cual sería el mayor problema de este equipo, su defensa. En la segunda y tercera también quedó evidenciado, cuatro goles encajados como local ante el Oviedo, y tres en la salida a Albacete. Diez goles recibidos en apenas tres jornadas, no era un buen presagio de lo que estaba por venir en la ciudad andaluza.

Leer más | Sensaciones preocupantes en la nave de Sandoval

Números de descenso

Tras la derrota contra el Cádiz por 1-3 en El Arcángel, en la jornada 14, la directiva del club decidió sustituir a Sandoval. Los números son claros. Penúltimo clasificado, sólo dos victorias, cinco empates y siete derrotas. 16 goles a favor, que no está del todo mal, pero lo más preocupante llega con la cifra de los goles encajados: 30 goles en contra, el equipo que más recibe en Primera y Segunda División. Lo mejor para el cordobesismo son los puntos, 11 puntos, a únicamente dos de la permanencia. Recoge el testigo de Sandoval un Curro Torres que buscará imitar la gesta del madrileño la temporada pasada.

Deja un comentario