El Granada y la comunión equipo – afición

El Nuevo Los Cármenes está viviendo una temporada en la que disfruta con su equipo. El tándem equipo – afición de este Granada es una de sus claves futbolísticas. Por el momento, su estadio se mantiene como inexpugnable, nadie había ganado allí hasta la Jornada 15. La temporada comenzó con unas cifras de asistencia un tanto pobres para un equipo cuyo objetivo es volver a la máxima categoría del fútbol español (8.321 espectadores en el empate contra el CD Lugo). Desde entonces, y fruto de los buenos resultados y el gran juego del equipo, el Nuevo Los Cármenes ha aumentado en más de 4.000 espectadores sus partidos como local, llegando al máximo de 13.727 personas viendo el empate contra el Numancia. Granada vuelve a rugir.

El equipo comenzó lanzado

El Granada empezó la temporada de forma prácticamente inmejorable. Desde los primeros dos partidos, con los empates ante Elche y Lugo, los andaluces pisaron el acelerador. Lo único reprochable al equipo fueron las derrotas en Riazor y Santo Domingo, contra dos de los equipos más en forma de la categoría (los dos ocupan puestos de ascenso directo).

Leer más | El Granada, un aspirante con recursos

Salvo esto, victorias con solvencia, dando una imagen de equipo serio y claro candidato al ascenso. Especialmente reseñables son las victorias contra Osasuna en Los Cármenes (2-0), y en La Romareda contra el Zaragoza (0-2).
Los datos de los goles encajados se asimilan bastante con un equipo que quiere optar a las posiciones de privilegio: siete partidos con la portería a cero, y sólo ocho goles encajados hasta la jornada 12. En el tema ofensivo, Antonio Puertas, Pozo, Vadillo, Adrián Ramos… no fallan: 23 goles a favor en 15 partidos, 1.5 goles por partido.

A partir de la jornada 13

Todo era felicidad en el Nuevo Los Cármenes. Eran líderes, y en ese momento, claros candidatos al ascenso directo. Ocho victorias, dos empates y dos derrotas. 26 puntos. Desde esa jornada, dos puntos en tres encuentros. Dos empates y una derrota, y cuatro goles en contra en apenas tres semanas. No es alarmante, quizás sea algo anecdótico, pero el Granada está sufriendo una mini crisis que hasta el momento, no se había producido aún.

Confianza en el proyecto

Los últimos resultados no han inquietado lo más mínimo a la afición andaluza. Sobre todo, teniendo en cuenta las buenas sensaciones que ofreció el equipo en esos partidos en los que no fue capaz de sumar de tres. En el empate contra el Numancia, las ocasiones fueron incontables (incluso tres goles anulados por fuera de juego). El punto en el Gran Canaria supo a poco, teniendo en cuenta el buen juego del equipo, sobre todo en la segunda parte.

Leer más | Un Granada que derriba Puertas

Quizás lo que más dolió fue la derrota contra el Sporting de Gijón, en la jornada 15. Sin hacer su mejor partido, los de Diego Martínez fueron mucho mejores que su rival, pero el poco acierto de cara a puerta y el fallo del colegiado anulando un gol legal por fuera de juego, privaron al Granada de una victoria balsámica como local. El gol de Traver para el Sporting en el último minuto le quitó del bolsillo un punto a los andaluces que ya se daba por hecho en la grada.

Cosas que mejorar

Pocas, muy pocas cosas se le pueden achacar al equipo de Diego Martínez. Por poner alguna ‘pega’, en el último partido fueron necesarios 14 disparos para hacer un gol, muy por encima de los seis tiros que necesitó en el Gran Canaria para hacer dos goles. La sensación es que el encuentro contra los gijoneses fue probablemente, uno en los que más incómodo se encontró el Granada esta temporada. El Sporting no dejaba espacios entre líneas y dificultaba mucho la aparición de futbolistas como Montoro o Fede Vico. Ésto obligó a los andaluces a aprovechar sus bandas. Diego Martínez dio entrada a Pozo, y fue un puñal por la banda derecha. Al final, el gol llegó a balón parado, otra seña de identidad de los granadinos.

Situación anecdótica

Después de tres semanas sin dar el máximo nivel, sumando únicamente dos puntos de nueve posibles, el Granada se sigue encontrando en una situación privilegiada. Sumado al buen juego del equipo, están los números, las estadísticas. Y los números dicen que los andaluces siguen cuartos clasificados, a sólo dos puntos del ascenso directo. Eso sí, ojo con lo que viene por detrás, un Albacete lanzado o un Mallorca a pleno rendimiento son los equipos que hacen peligrar esa posición. Sin embargo, todo parece indicar que si los granadinos siguen a este ritmo, siendo el segundo máximo equipo realizador de la Liga 1|2|3 y dejando su portería a cero en la mitad de los encuentros disputados hasta la fecha, serán uno de los claros candidatos al ascenso.

Deja un comentario