¿Existe verdadero interés por Segunda División?

Una pregunta que no anhela una respuesta única. No persigue al menos una respuesta correcta, cual examen en la Facultad. Una interrogante que busca la reflexión. Y unas líneas que pretenden llegar al corazón de los que realmente aman está bendita competición bautizada actualmente como Liga 1|2|3. Y una incógnita, dirigida al interés por Segunda División.

Todos los ingredientes para generar interés

Y es que la Liga 1|2|3 lo tiene todo para generar interés. Cuenta con clubes históricos. 17 de ellos con pasado en Primera División y muchos de ellos con aspiraciones de volver cuanto antes. Unas aficiones reconocidas y reconocibles. El fervor andaluz de Málaga, Cádiz, Granada o Almería. Unos estadios emblemáticos, como Riazor, El Sadar o el Martínez Valero. Rivalidades y derbis históricos, como el asturiano o el canario. Recopas en la retina grabadas, como la del Real Zaragoza.

También cuenta con jugadores de prestigio y recorrido, de calidad reconocida. Con clubes modestos que desafían a los colosos, como Alcorcón, Numancia o Lugo. Con otros más pequeños pero con alma, como el Reus, Extremadura o el Rayo Majadahonda.

O con otros también de gran historia que hace poco se vieron en el infierno y que han aprendido la lección, como Albacete o Mallorca. Otros, como el Nàstic, buscan su camino tras haber rozado la gloria hace pocos años.

Una categoría espectacular, una repercusión cuestionable

La categoría más igualada del mundo. Los datos así la definen. La competitividad garantizada. Aquí nadie vence por galones, nadie lo hace por el escudo o el nombre. Los grandes sufren, los pequeños se sublevan. Los presupuestos pierden relevancia y el más puro aroma a fútbol es el protagonista. Una categoría tocada por una varita para triunfar por calidad.

Y una repercusión cuestionable. En ocasiones, rozando lo vulnerable. Aunque las redes se inunden de contenido relativo a la Liga 1|2|3, pese a que el público objetivo sea realmente elevado. La realidad arroja que en los grandes medios el contenido es reducido y todo lleva a pensar en un motivo de interés.

Hoy en día, una gran mayoría prefiere ver un partido de equipos de la parte baja de la tabla de Primera División que casi cualquiera de Segunda. Los datos de audiencia también lo corroboran. Es suficiente consultar dichos datos para que los indicios nos lleven a lo descrito.

También en digital la información de calidad escasea. Alcanzar actualidad sobre lesionados o sancionados, por poner un simple ejemplo, puede convertirse en labor de investigación.

La experiencia de Fondo Segunda

Fondo Segunda nació el pasado mes de julio y lo hizo desde la pasión por una categoría que realmente me apasiona. Sin objetivos marcados a nivel económico, con el presentimiento de que monetizar un proyecto basado únicamente en Segunda División no sería tarea fácil.

Seis meses después, pese a que  el margen de tiempo es reducido, se puede decir que dicho presentimiento es cercano a la realidad. En el mundo digital, en cualquier caso, también existen grandes dificultades intentando abarcar Primera División o incluso un mayor ámbito deportivo, véanse Vavel o Sphera Sports.

Desde este proyecto, se ha abierto una puerta al análisis futbolístico de la categoría de plata. En formato escrito y también en el radiofónico. Con las redes como base de difusión. Con canales de comunicación como punto de encuentro para el aficionado. Y con más proyectos en previsión. Un proyecto muy joven que mantiene la ilusión del primer día. La de gente que realmente disfruta con lo que hace.

Los datos son los que son. No ya los de Fondo Segunda, sino también los de otros proyectos con contenidos similares y con contenidos de calidad. De ello parte esta reflexión escrita.

El gran debate: ¿Existe verdadero interés por la Liga 1|2|3?

Y esta es realmente la reflexión final. Afortunadamente, para todos los amantes de la categoría, se han abierto ventanas a la información de calidad. Ejemplos claros son Soccer City Media como proyecto más completo o apuestas radiofónicas en formato de podcast como Juego de Plata de Onda Cero. Sin ir más lejos, la web de Fondo Segunda o el podcast Camino al Cielo.

De los aficionados depende que proyectos de calidad, realizados desde el corazón y, sobre todo, con el alma, tengan recorrido. Estamos convencidos de que a la gran masa social de cada uno de los clubes de la categoría, contenidos como los citados solo pueden aportarles aspectos positivos.

De ellos depende demostrar si el interés por la categoría es real o meras poses de cara a la galería, coloquialmente ‘postureo‘. Si la Segunda interesa o si dicho interés es bucólico. ¿Qué piensas tú?

Deja un comentario