El Cádiz, un equipo de autor con Cervera como creador

2 de junio de 2018. El Cádiz caía en el Nuevo Los Cármenes y decía adiós a unos playoff que parecían garantizados. Una muestra más de la dificultad de la Liga 1|2|3. El golpe anímico para los cadistas, duro. Pero había que seguir.

Un verano convulso, con el culebrón de Álvaro García, que terminó en el Rayo Vallecano. O con los tiras y aflojas de Salvi, tentado por la Liga Santander. Tocaba reconstruir equipo, revitalizar almas y volver a competir.

Cervera, capitán del barco amarillo, arrancó la temporada, en ausencia de Álvaro y también de Salvi, virando el juego y buscando más la posesión. Y ese Cádiz no funcionó. Esa no es su identidad.

La Copa y el giro de Cervera hacia su verdadero plan

El Cádiz no funcionaba, pero recuperaba piezas. La única noticia positiva había sido la de un Manu Vallejo que ha irrumpido con la fuerza de un ciclón en el escaparate de plata. Pero Cervera iba recuperando efectivos, Salvi se sumaba a la causa y Jairo Izquierdo se recuperaba de su lesión para completar el círculo.

Cervera lo volvió a hacer. Jairo y Salvi como balas por fuera. Lekic como referencia ofensiva y Manu Vallejo como falso delantero. Con tales elementos, la posesión volvió a ser secundaria y la velocidad protagonista. Y el Cádiz, nuevamente un equipo de autor. Con las características que Cervera siempre imprimió a los amarillos. En Zaragoza, en Copa, todo cambió.

Desde entonces el Cádiz CF vuelve a ser ese equipo imprevisible, al que cuesta detectar, difícil de anular. Comenzó a encadenar victorias ligueras y con ello abandonó la zona peligrosa para escalar hasta la lucha por el playoff. Y acaba el año justo ahí, encaramado. A 5 puntos del ascenso directo, a 6 del liderato. ¿Quien lo iba a decir?

Su ejemplo escenifica lo extraordinario de la categoría

El ejemplo del conjunto gaditano ejemplifica la igualdad y riqueza existente en la Liga 1|2|3. Una categoría que enamora al que la conoce un poco a fondo, porque lo tiene todo para llegar al corazón, para tocar el alma. Ese es el Cádiz. Del descenso al playoff en cuestión de dos meses. Del preocupante juego a la más atractiva propuesta en cuestión de semanas.

Feliz año 2019, cadistas. Vuestro 2018 presagia grandes momentos en la tacita de plata.

Deja un comentario