El Elche regresa a la Liga 1|2|3 con buenas sensaciones

El descenso a los infiernos le duró al Elche una única temporada. De la mano de Pacheta, el conjunto franjiverde recuperó la categoría poco más de un año después de perderla. Lo hizo, no sin sufrimiento, en la final del playoff de ascenso ante el Villarreal B. Y es que Nino, eterno, se empeñó a base de goles en realizar su penúltimo servicio al conjunto ilicitano.

Leer más | ‘Elche, sequía goleadora’

Regresaba así el Elche a la categoría de plata y lo hacía sin demasiados retoques respecto a la plantilla que consiguió que la decepción se tornase en alegría en tan poco tiempo. No lograría conocer la victoria hasta la octava jornada, en el Martínez Valero, por la mínima ante el CD Lugo. Pero las sensaciones de juego que desprendía el conjunto franjiverde estaban muy por encima de los resultados. De hecho, en esa mala racha de resultado, sólo dos derrotas, por cinco empates, que mostraban a las claras que el equipo ilicitano no era un hueso fácil de roer.

Un respiro con dos victorias de prestigio en casa

Tras aquella primera victoria, una derrota con estrépito en Riazor. Pero las alarmas dejaron de sonar cuando encadenaron dos victorias consecutivas, ambas en el Martínez Valero, ante el por entonces líder Málaga CF y un Real Zaragoza que ya parecía a la deriva. Un respiro que aún da sus frutos, para mantener al equipo fuera de posiciones de descenso. Desde entonces, sólo ha conseguido una victoria en ocho encuentros, si bien es cierto que despide el mes de diciembre sin conocer la derrota, con tres empates y una victoria de mérito a domicilio, ante el Rayo Majadahonda. Son cuatro los puntos que mantiene el Elche de renta hasta las posiciones de descenso, lo cual le permite respirar en este parón navideño.

Los nombres propios de la esperanza en Elche

Sin duda, Sory Kaba es el nombre propio del equipo franjiverde en la primera parte del campeonato. Máximo goleador del equipo con ocho tantos, el guineano ha sido clave para que su equipo se sostenga en los momentos difíciles. Pese a ello, en las últimas jornadas, el delantero ha perdido protagonismo en beneficio de un Benja que está funcionando a las mil maravillas en la delantera, aliándose con la segunda línea y con un Nino que parece eterno.

Elche

Benja, sujetado por De la Hoz | ABC

Pero no es el único nombre propio. Neyder Lozano ha irrumpido en la categoría de plata mostrándose como uno de los centrales más atractivos de la categoría. Fortaleza defensiva, colocación, liderazgo y buena salida de balón para un central al que hay que seguir la pista. La medular suele funcionar bien, con Manu Sánchez, Javi Flores o Xavi Torres dando equilibrio.

Borja Martínez también ha sido uno de los pilares del equipo, hasta que una inoportuna lesión le sacó del equipo. Encontrar su relevo consistente es una de las asignaturas pendientes de Pacheta, ya que en el otro extremo, Iván Sánchez es otro de los grandes protagonistas de un equipo que hace daño por los extremos.

Sin confianzas, obviamente, el Elche ha logrado competir de tú a tú con casi todos los rivales, si bien es cierto que ha encontrado lagunas intermitentes que deberá solucionar para que 2019 no traiga apuros a orillas del Martínez Valero. La llegada de Dani Calvo debe solucionar los problemas en el centro de la defensa cuando Neyder o Verdú se ausentan, y la inscripción de Nacho Gil debe aclarar el panorama mientras la ausencia de Borja Martínez se alargue. Feliz Año 2019, ilicitanos.

Deja un comentario