En El Sadar se han hecho las cosas despacio, pero bien. Pamplona ha visto cómo el equipo de su ciudad ha ido escalando lentamente los peldaños de La Liga 1|2|3 para llegar a la Jornada 21 en posiciones de ‘playoffs’. El CA Osasuna de Jagoba Arrasate ya es una realidad en la lucha por el ascenso a Primera División.

Mejoría lejos de El Sadar y Osasuna despega

Los “rojillos” vivieron un inicio de campeonato complicado debido al mal rendimiento lejos de su feudo. Sus salidas casi se contaban por derrotas. En casa, sin embargo, siempre han sido un conjunto sólido, casi sin señales de debilidad. Y batiendo a rivales muy complicados como Sporting de Gijón, Alcorcón, Málaga o Cádiz. En números (y en sensaciones), son el mejor equipo local. Es por ello que una vez que los de Arrasate han conseguido el equilibrio tanto fuera de casa como en ella, se han catapultado en la clasificación hasta ocupar la quinta plaza.

Mucha pólvora arriba

El potencial ofensivo que presenta el CA Osasuna es sin duda uno de los mejores de la liga. Y tiene gran parte de culpa de su gran estado de forma. Roberto Torres, Rubén García, Brandon, Kike Barja y Juan Villar están protagonizando algunos de los mejores momentos de la temporada, sumando entre los cinco ni más ni menos que 20 goles.

Juan Villar cómo nueve, está firmando una grandísima campaña, siendo uno de los máximos goleadores del campeonato, sólo por detrás de Rubén Castro, Quique González y Enric Gallego. Sus acompañantes arriba son demoledores en la zona de tres cuartos. Ahí, además de desequilibrar, también tienen una gran capacidad goleadora. Incluso en las faltas, los navarros son peligrosos. Rubén García y Roberto Torres son dos verdaderos francotiradores.

Solidez y equilibrio en la medular

Además, hay que sumar el equilibrio que ofrecen Fran Mérida, Oier Sanjurjo e Íñigo Pérez desde el centro del campo. O las incursiones en banda de los laterales Clerc y Nacho Vidal, quienes son de los mejores carrileros de la Segunda División. Tambien las atajadas de un magnífico guardameta como Rubén Martínez. Sin olvidar tampoco a Jagoba Arrasate, un técnico experimentado que ya consiguió llevar al CD Numancia a la promoción de ascenso.

A Osasuna no le faltan razones para ocupar la parte alta de la tabla. Le sobran incluso para llegar todavía más lejos porque, de hecho, lo extraño es que hayan tardado tanto en llegar. Pero más vale tarde que nunca. Ya están subidos al tren del ascenso, y va a ser muy difícil bajarles de ahí.

Deja un comentario