El Libro Gordo de Anquela

Hay ocasiones en que una portada está más que justificada. Y esta es una de ellas. Su protagonista, Juan Antonio Anquela, es sin duda uno de los grandes personajes de la Liga 1|2|3. De la historia de la Segunda División española. Con una trayectoria espectacular, formada por hitos al alcance de los elegidos. Juan Antonio Anquela, ‘Anquelotti’, es una Enciclopedia viva y un referente, de ahí nuestra referencia a ‘El Libro Gordo de Petete’.

El técnico linarense podría perfectamente escribir su propio libro, una biografía que, desde luego, no dejaría indiferente a nadie. Como jugador, comenzó su carrera donde la finalizó, en el Real Jaén. Aunque le dio tiempo a pasar por el Elche con el que vivió un ascenso a Primera y un descenso a Segunda. O por el Albacete, Córdoba e incluso su Linares natal.

Como entrenador, vivió dos ascensos a Segunda con el Jaén. Pero, sin duda, se le recuerda antológicamente por su forma de renacer al Alcorcón, ascendiendo a Segunda División y logrando por el camino una histórica eliminación al Real Madrid en Copa del Rey. Allí se forjó la leyenda de ‘Anquelotti’. Y es que además, unas temporadas más tarde, logró llevar a los alfareros al playoff de ascenso y los hizo soñar con la élite. Algo que también hizo más tarde con otro modesto, la SD Huesca, después de haber dejado huella también en Soria dirigiendo al Numancia.

Su única experiencia en Primera, con el Granada CF, duró sólo unos meses. Y es que el hábitat natural de Anquela está en la categoría de plata del fútbol español. Aquí, en Segunda, es un auténtico maestro y no se cansa de demostrarlo.

Un técnico que siempre termina disipando las dudas

Cumple ahora Anquela su segunda temporada instalado en el banquillo del Carlos Tartiere. Tras llevar al Huesca a playoff, decidió no dejar pasar la ocasión de acudir a la llamada de un histórico como el Real Oviedo. En tierras oscenses había sembrado las bases de un ascenso que llegaría un año después de la mano de Rubi. Su objetivo, en tierras asturianas, devolver al conjunto carbayón a la máxima categoría.

El primer intento fue fallido. Toda la temporada cerca o instalado en zona de playoff, con una plantilla corta, al Real Oviedo no le llegó para terminar luchando por el ascenso. Y así, entre dudas hacia su capacidad para alcanzar el objetivo, comenzó esta, su segunda temporada en el club ovetense. Una primera fase del campeonato titubeante aumentó la presión sobre el técnico jiennense. Pero una vez más, Anquela ha mostrado su conocimiento. Sabiendo gestionar la presión que el banquillo oviedista conlleva. El derbi asturiano fue un punto de inflexión, pero sin duda es ahora cuando se ve a un Real Oviedo de quilates. El parón invernal ha sido además un soplo de aire fresco y, ahora, los carbayones acumulan una racha de tres encuentros ganando para un 2019 inmaculado.

En esa mejoría, Anquela ha sido clave. Con muchas bajas, ha sabido modificar su dibujo y trabajarlo una vez más hacia una defensa con tres centrales que ha mejorado al equipo y le ha hecho reconocible, compacto y peligroso. El Real Oviedo ya está aquí, y todo hace indicar que ha llegado para quedare en la lucha por el ascenso. Por eso, una recomendación: nunca dejes de creer en un maestro como Juan Antonio Anquela.

Deja un comentario