A partir de la próxima temporada, la 2019/2020, el “Video Assistant Referee” o más reducido, VAR, entrará en acción en Segunda División. Vista la fría acogida que está teniendo en la máxima categoría del fútbol español, este artículo semanal recogerá aquellas acciones que serían susceptibles de ser corregidas usando la tecnología en los partidos de Segunda.

Y antes de entrar en materia en lo referente a la primera jornada de la segunda vuelta, es necesario recordar los cuatro supuestos en los que el VAR entra en acción:

  • Gol/No gol
  • Penalti/No penalti
  • Tarjeta roja directa (no segunda amarilla)
  • Confusión de identidad (cuando el árbitro amonesta o expulsa al jugador equivocado del equipo infractor)

A partir de los ejemplos se explicarán más matices para ayudar a un entendimiento casi completo de lo que será el avance tecnológico que esta liga tendrá para la próxima temporada.

ALMERÍA – CÁDIZ

En esta acción el juez de línea no apreció fuera de juego de Corpas que, finalmente, no pudo batir a Cifuentes. En cuanto el VAR entre en acción,  el linier deberá dejar el juego continuar cuando no tenga claro si hay posición antirreglamentaria. Y se dejarán debido a que es un ataque muy claro, en el que un jugador está a punto de marcar. Si en esta misma situación la próxima temporada, la jugada finalizase en gol, sería anulado por el VAR. Esta temporada, si el extremo jienense del Almería anotase, contaría como gol.

No es una jugada de “error claro y manifiesto” ya que la actitud del propio Yan Eteki reclamando la falta fuera del área certifica que hubo contacto. Al ver las repeticiones, que sería lo que harían los árbitros asistentes de vídeo, comprobarían si es dentro o fuera y se aprecia cómo el brazo de Eteki es el que hace la infracción ya dentro del área. Es cierto que el camerunés toca el balón con el pie, pero su trayectoria se mantuvo y Álex Fernández disfrutaría de una probable ocasión de gol. La decisión se mantendría.

MÁLAGA – LUGO

En el gol del Lugo, viéndolo en directo por primera vez, da la sensación de que Josete está adelantado y debería haber sido anulado. Sin embargo, en caso de estar en posición ilegal, es por milímetros, imperceptible con el ángulo de las cámaras (la próxima temporada posiblemente haya más para ver diferentes ángulos). El pie derecho de Cifuentes se queda un poco atrasado y esa es la parte que habría que comprobar con el hombro o la cadera de Josete. De cualquier modo, sea fuera de juego o no, es prácticamente imperceptible incluso con la tecnología y siempre se debe favorecer la decisión tomada por el árbitro.

Primera gran corrección que el VAR tomaría en caso de usarse durante esta jornada. El delantero escocés Jack Harper evitó una ocasión manifiesta de gol al dar un manotazo al balón que quedaba muerto prácticamente sobre la línea. Además Harper debería haber visto la tarjeta roja. Es cierto que Cristian Herrera parece que controla el balón con su brazo izquierdo pero tras varias repeticiones se confirma que pega en su costado, por lo que esa jugada tendría validez y el Lugo debería haber disfrutado de ese penalti en La Rosaleda.

Al ser la primera semana que se hace este artículo, había que meter más variedad y esta acción refleja muy bien el tipo de consejos que el VAR daría al árbitro en caso de que el colegiado Moreno Aragón señalase penalti. En la repetición frontal se aprecia a la perfección cómo Josete gana la posición a Blanco Leschuk y es el argentino el que tropieza con el pie del central. Y siguiendo con la suposición de que se viese penalti al considerarse falta, el VAR lo sacaría fuera del área que es dónde el contacto ha sucedido.

OSASUNA – MALLORCA

Las jugadas a balón parado son muy difíciles de ver para los colegiados. Son 4 ojos, los del linier cercano y el árbitro para controlar a, como mínimo, 10-12 jugadores que tienen intereses opuestos, unos hacer gol y otros despejar el peligro. Normalmente hay pequeños empujones, agarrones y ante tal tumulto los colegiados intentan complicarse lo menos posible. El VAR ayudará a ver esas acciones tan difíciles y en el área de Osasuna, Rubén García agarró a Álex López una vez botada la falta por Salva Sevilla y el VAR recomendaría la señalización de la pena máxima. El árbitro, en esta ocasión, sin la ayuda del asistente de vídeo, señaló falta del delantero bermellón.

SPORTING GIJÓN – ALCORCÓN

Acierto total del linier. Posición muy justa del delantero alfarero que finaliza al fondo de las mallas. El árbitro pitó antes del gol, como se puede apreciar en el hecho de que Mariño ni siquiera intenta detener el disparo. Una vez se aplique el VAR, éste tipo de acción se dejaría continuar y se tomaría una decisión al anotarse el gol. En cuanto a la legalidad de su posición, está ligeramente adelantado. El talón de su pie izquierdo es el que marca la línea, mientras que el del Geraldes es el derecho que se puede apreciar entre las piernas de Nono.

En ese mismo partido hubo otra jugada dudosa. Ya con el tiempo casi cumplido Víctor Casadesús cayó en el área sportinguista reclamando el penalti. La caída de Víctor apunta todo a un intento de engañar al colegiado pero es cierto que el contacto existe y, aunque no sea suficiente para hacerle caer, la regla 12 indica como infracción de tiro libre directo el: “poner una zancadilla a un adversario o intentarlo“. Al ser la infracción dentro del área, será decretada como penalti. Teniendo en cuenta esa frase, está claro que Canella pone la zancadilla de forma un poco imprudente, ya que llega tarde, lo que obligaría al menos a la revisión recomendada por el VAR.

DEPORTIVO – ALBACETE

Los aficionados llegados a Riazor y los futbolistas sobre el césped solicitaron penalti por una mano de Gentiletti dentro del área. El defensa argentino no tiene ninguna intención de tapar el disparo con las manos o con los brazos. El balón parece que golpea entre su brazo derecho y la boca del estómago y no se puede considerar penalti. Buena elección del colegiado y, por lo tanto, el VAR no corregiría esa decisión.

TENERIFE – NÀSTIC

Ni el VAR sacaría de dudas al colegiado en esta acción. Manu del Moral tiene una gran posibilidad de rematar de cabeza pero empieza a frenarse un poco antes de que Luis Pérez le envuelva con sus brazos. No parece hacer uso de una fuerza excesiva ya que el delantero, que se ha desvinculado recientemente del Nàstic, ya estaba cediendo en su intento de rematar. Muchas dudas en las que el VAR probablemente recomendaría ver la acción al colegiado y éste tomaría su decisión entre lo visto en directo y lo que vea en el video.

Pelota quieta, todos los futbolistas preparándose para la inminente falta colgada al área y Uros Racic cae fulminado. Ni el colegiado, ni su asistente pudieron ver qué ocurrió pero con el VAR sí que sería penalizado. Si esta misma acción ocurriese la próxima temporada, Thioune sería expulsado por un pisotón al centrocampista serbio.  No está claro si impacta o no, pero el simple hecho del intento ya es merecedor de cartulina roja.

EXTREMADURA – REAL OVIEDO

Otra jugada en la que se pondría en duda lo de “error claro y manifiesto”. Chuli llega con miedo a ese balón suelto y Tejera intenta controlar el esférico, con la mala fortuna de que impacta en la cadera del jugador onubense. Una decisión más en la que hay muchos grises y en la que el VAR podría recomendar el visionado al colegiado al observar que Tejera golpea a Chuli. Si se señala el penalti, la decisión tampoco se podría decir que es incorrecta.

GRANADA – ELCHE

Penalti sobre Vadillo que el VAR corregiría al árbitro. La caída un tanto artificial del jugador del Granada pudo conllevar a confusión, pero Manu claramente impacta en el pie izquierdo del extremo nazarí que no puede continuar con ese ataque. Por lo tanto se debería señalar la pena máxima.

Si en las próximas semanas hay alguna jugada que os gustaría revisar o que tenéis la curiosidad de saber cómo actuaría el VAR, podéis mandarla por los siguientes medios:

Deja un comentario