Otra jornada más disputada y, una vez más, ha habido algunas acciones en las que el VAR podría tener incidencia directa y otras en las que posiblemente el árbitro necesitase la ayuda del visionado para tomar una decisión definitiva.

Además, en el Cádiz-Mallorca tuvo lugar una interesante situación en los últimos minutos que debe ser explicada para que los aficionados puedan entender.

ZARAGOZA – REAL OVIEDO

El gol de Álvaro Vázquez que adelantaba al Zaragoza sería anulado si el VAR estuviese en funcionamiento. Es una jugada muy rápida en la que Soro va a presionar a Diegui y consigue que el rebote caiga a pies del ‘9’ que batió a Champagne. Parte de una posición adelantada e, incluso, podría interpretarse como falta la plancha de Soro sobre el lateral carbayón. Lo que es seguro es que con la utilización el VAR, ese tanto no subiría al marcador.

LUGO – RAYO MAJADAHONDA

Pocas dudas deja el tanto de Aitor Ruibal que metía al Rayo Majadahonda de nuevo en el partido tras una mala primera parte. Nada más reanudarse el choque, el delantero remató con el codo un disparo de Aitor García que se iba fuera. Ni el linier, ni el colegiado vieron nada y otorgaron el tanto que, lógicamente, se anularía si ocurriese en la próxima temporada. Curiosamente en esta segunda vuelta, el Lugo ha sido perjudicado en las dos jornadas disputadas.

CÁDIZ – MALLORCA

Un encuentro marcado por la polémica pero, posiblemente, el VAR no cambiaría ninguna de las decisiones tomadas por el colegiado.

Esta caída de Manu Vallejo, al no ser un “error claro y manifiesto” no podría cambiarse. El árbitro no vio nada punible y, aunque Joan Sastre puede que llegue a contactar con Manu, no se aprecia un contacto desmesurado como para señalar penalti. Además la forma de caer del canterano cadista tampoco ayuda a que se otorgue la pena máxima en esas milésimas de segundo que tiene el árbitro para decidir.

Jairo Izquierdo fue expulsado tras un guantazo sobre Dani Rodríguez. Fue una acción de roja directa y el VAR podría corregir la decisión del colegiado, pero en este caso no lo haría. Por mucho que haya un motivo para revolverse, en este caso la intensidad de Dani Rodríguez, no es justificable el intentar golpear a un rival en la cara, ya sea con la palma o con el reverso de la mano. Tampoco rebajaría la sanción a amarilla el hecho de que le golpea entre el hombro y el cuello.


Esta acción sirve para matizar que la típica expresión que se dice cada partido de que “al portero no se le puede tocar en el área pequeña” no es más que una leyenda urbana. No hay nada en el reglamento que sobreproteja a los guardametas dentro de ese rectángulo. Así, en la toma desde la otra portería se ve cómo Reina y Garrido van a por el balón aéreo prácticamente a la vez, por lo que la disputa es legal. Al ir Garrido con su cabeza y Reina tan sólo con sus brazos, resulta en una aparatosa caída del portero. Gol válido que ni el VAR debería anular.

LA JUGADA DE LA SEMANA

La última jugada a revisar del Cádiz-Mallorca se puede dividir en dos partes: la roja y la “no ventaja”. No hay dudas en cuanto a la expulsión de Marcos Mauro. El central argentino no vio a Álex López y le clavó los tacos a la altura de la cintura. Pero, ¿por qué el árbitro no dejó seguir a Lago Junior con el balón cuando los bermellones tenían un contragolpe bastante claro? Porque no es una ocasión manifiesta de gol. Es un buen ataque, pero no se puede considerar como un ataque con posibilidad de gol inminente. Quedan muchos metros y el Cádiz al menos tiene a Kecojevic para defender. Si temporiza el ataque y Marcos Mauro recupera la posición y participa en la acción, sería injusto porque un jugador que debería estar expulsado está interviniendo.

En este tipo de situaciones, el colegiado únicamente debe dar la ley de la ventaja si el equipo atacante tiene una oportunidad MUY CLARA de hacer gol y, en caso de fallarla, el árbitro parará el juego cuando el jugador que debe ver la roja vuelve a estar activo o, en caso de acabar en gol, antes de reanudarse el juego.

GRANADA – EXTREMADURA

Las repeticiones no aclaran al cien por cien si Aitor comete penalti sobre Pozo. En la primera se ve cómo el defensor caza el tobillo derecho del extremo nazarí, pero en la segunda toma, no se aprecia lo mismo. Por lo tanto, es probable que el VAR sugiriese el visionado por parte del árbitro para que tome una decisión apoyado en las repeticiones. Es muy posible que la primera opinión de no decretar la pena máxima se mantuviese.

ALCORCÓN – CÓRDOBA

Una vez se había consumado la remontada alfarera sobre el Córdoba se produjo esta acción. Víctor Casadesús parte de posición correcta y tras su control, Jesús Valentín en su intento de despejar, parece que golpea la pierna izquierda del delantero. Es probable que, con la utilización del VAR, se revirtiese la decisión inicial y se señalase la pena máxima.

SPORTING GIJÓN – DEPORTIVO

El VAR ayudará, sobre todo, a aclarar un tipo de acciones que no es muy habitual pero que es muy difícil de ver para los árbitros sobre el terreno de juego. Son las situaciones cuando un futbolista impide la completa visibilidad del guardameta ante un disparo a portería. En este caso Edu Expósito sí que afecta la visión de Mariño, pero no está en fuera de juego ya que el pie derecho de André Sousa le habilita. Gol legal.

NÀSTIC – LAS PALMAS

Magnífica intervención de Eric Curbelo para evitar el disparo de Thioune. Llega con bastante fuerza pero corta a la perfección con su pie izquierdo y, como bien apreció el colegiado sobre el césped, no hay penalti. El canterano canario arriesgó en demasía pero al final tuvo premio. De haber llegado un poco más tarde o si el centrocampista senegalés protegiese mejor el balón, quizás la acción sería de penalti y expulsión.

Ya van dos jornadas de esta segunda vuelta, pero aún quedan diecinueve más. Así que si en las próximas semans observas alguna acción en la que el VAR podría actual, envíanosla por alguna de estas vías:

El Rincón del VAR pasado:

Jornada 22

Deja un comentario