Zozulia y su hábitat natural en Albacete

Criticado muchas veces por su forma de entender el fútbol. Por sus continuos lances con las defensas rivales. O por sus protestas contra algunas decisiones arbitrales. Zozulia se ha convertido en uno de los mejores delanteros de la Segunda División.

Su lucha, clave para el Alba

El Albacete Balompié está viviendo uno de los mejores momentos de su historia reciente, y el ucraniano está siendo clave en este cuento. Y no sólo por sus goles. Comparable con, por ejemplo, Karim Benzema, el 10 del Alba no es un delantero al que puedas pedir una cifra muy alta de goles por temporada. No es una faceta en la que destaque.

Zozulia

Zozulia en acción | Diario Sur

Sin embargo, él pone su esfuerzo a disposición del equipo. Vive al límite del fuera de juego y la lucha continua que mantiene con los defensas rivales es de un valor incalculable. Baja a recibir al centro del campo cuando no es capaz de entrar en juego y pelea todos los balones que pasan por el área.
Cuando el equipo lo necesita en defensa, el ucraniano se sacrifica en campo propio. Ya sea en saques de esquina para el rival o faltas colgadas al área, el delantero ucraniano también es de gran utilidad en esa faceta defensiva del juego. No da un balón por perdido y siempre es el primer jugador en ir a la presión. Todo ello suma para conformar el perfil de Roman Zozulia, que es el de un delantero total.

Su situación con los árbitros

No es algo nuevo para los aficionados ver a un árbitro sacando tarjeta amarilla al ucraniano. Es parte de su fútbol. Su presencia siempre es un incordio para las defensas rivales. Es un luchador, y un fiel defensor de su equipo. Tanto es así que protesta todo a los colegiados, lo que le hace ser uno de los jugadores con más expulsiones de la categoría. Se habla en Albacete de una persecución arbitral contra el 10 del Alba, algo quizás desmesurado teniendo en cuenta su forma de entender el juego.


Zozulya, el valor de la lucha


Su entrenador, Luis Miguel Ramis, sí que ha salido en su defensa esta temporada. Cuando no le señalaron un penalti clamoroso en el Carlos Belmonte, sin ir más lejos. “No hay una persecución contra el Alba ni ninguno de sus jugadores, pero todos sabemos que a Zozulia no se le trata con justicia. Sabemos que Roman es un jugador que va al límite de todas las acciones, y al final esto influye en una toma de decisiones”.

Ha encontrado su hábitat en Albacete

El ucraniano parece haber encontrado el lugar donde dar el máximo rendimiento. La ciudad le ha acogido con los brazos abiertos dejando en un segundo plano los temas extradeportivos. De esos, en Albacete, ya nadie se acuerda. El equipo, hecho parece que para algo más que la permanencia, le acompaña. Pero sobre todo, el principal baluarte de la renovación del 10 el pasado verano le idolatra: la afición. Los manchegos ven en Zozulia al jugador estandarte del proyecto de su equipo. Su brega durante cada partido y su incansable lucha han generado un vínculo con la afición del Carlos Belmonte.

Sólo hay que ver cuándo el ucraniano sale del campo. La grada se pone en pie para despedirlo y el público aplaude su actuación, haya sido mejor o peor. Y es que con un jugador que se deja todo lo que tiene dentro cada partido, sólo queda levantarse y aplaudir.

Ya lo dijo el pasado verano. “Había muchas ofertas de otros equipos, de Primera también. Pero valoramos la vida tranquila en una ciudad donde estamos a gusto. Estoy feliz en Albacete, estoy encantado por cómo me trata la afición del Alba. Me gusta la ciudad, estamos muy contentos y por eso decidimos seguir aquí”. Las palabras del 10 dejan clara la buena relación existente entre el jugador y una afición que ve a Zozulia como la pieza fundamental. Esa sobre la que debe girar el equipo para tratar de conseguir el ascenso a Primera División.

Deja un comentario