El equipo de Anquela se ha caracterizado durante toda la temporada por su irregularidad. Por no terminar de dar con un buen momento de forma que le diera un impulso en la tabla para poder presentar batalla en la zona de los ‘playoffs’. En este 2019, sin embargo, a los del Carlos Tartiere se les ha encendido la bombilla. Por fin se han encontrado de cara con las buenas sensaciones, y lo que es más importante, con los resultados.

Al conjunto asturiano le amparan cuatro victorias en los últimos cinco partidos. El renovado Real Zaragoza de Víctor Fernández ha sido el único equipo capaz de frenar en seco el acelerón de los asturianos. Numancia, Tenerife, Extremadura y Cádiz han sido las víctimas del “subidón” ovetense.

Nuevo sistema para relanzar al equipo

Uno de los motivos de este paso adelante del Real Oviedo es el cambio de formación, presentando un esquema atípico, pero muy eficaz. Un 5-2-3 en el que el centro del campo se cubre las espaldas con la subida de los laterales, mientras que arriba esperan tres futbolistas de corte ofensivo.

Real Oviedo

El Real Oviedo celebra un gol | Diario de Mallorca

Este sistema ha hecho que se destaque en la medular, aún más si cabe, la figura de un jugador como Tejera. Con su gran recorrido, aporta tanto en ataque como en defensa y se confirma como uno de los mejores de La Liga 1|2|3 en su posición.

Su compañero en el centro del campo, Ramón Folch, siempre garantiza seriedad y precisión en la circulación del balón. Por ello, si a estos dos centrocampistas se les suma la aportación de los laterales, el Real Oviedo incrementa su equilibrio para lo que resta de temporada.

Johanesson, defensor reconvertido en atacante

Cerca del área rival, los tres hombres de Anquela son complementarios. Yoel Bárcenas, quien tras dos meses sin marcar ha vuelto a encontrarse con su cita con el gol hasta en dos ocasiones en las últimas jornadas. Joselu, que encuentre o no el gol, siempre aporta trabajo en la presión. Y un Diegui Johanesson que abandona la zaga aprovechando sus características de lateral ofensivo únicamente en el ataque.

Carlos Martínez, experiencia y calidad para el lateral

Además, el cambio en la posición del hispano-islandés deriva en la aparición de Carlos Martínez en el lateral derecho. El experimentado defensor está cuajando actuaciones de primera dándole un “plus” a su equipo. Sin duda, fue uno de los mejores en el último partido de los suyos frente al Cádiz.

En definitiva, el conjunto carbayón está renaciendo de sus cenizas. Y con ello, le está dando para engancharse a un objetivo que ya estuvieron cerca de lograr la temporada pasada. Anquela ha reaccionado a tiempo en una liga en la que puede pasar de todo. En su mano está ahora alcanzar cotas más altas.

Deja un comentario