Tercera jornada de la segunda vuelta y las acciones polémicas que nos permiten saber qué haría el VAR no paran de suceder. En esta Jornada 24 sumamos dos “goles fantasma” y alguna entrada con el balón en juego cuya decisión podría ser revertida con el uso del VAR.

MÁLAGA – ALMERÍA

Llegando hacia el final de la primera parte, cuando el Almería más apretaba para igualar el choque antes de ir a los vestuarios, se produjo esta caída de Álvaro Giménez en el área. Es cierto que no es un contacto exagerado, pero lo que más pistas puede dar es que Diego González se desentiende del balón y va directamente con los brazos y su cuerpo a entorpecer a Álvaro, que sí intenta ir al remate. No se señaló nada pero, como mínimo, el árbitro del VAR sugeriría ver repetida la jugada para salir de dudas y, posiblemente, se señalaría el penalti.

NUMANCIA – LUGO

Con el marcador ya 2-0, la entrada de Escassi sobre Escriche parecía de cartulina amarilla tras verla en directo, pero las repeticiones sí que reflejan que va a cazar el tobillo izquierdo del delantero. El VAR no ayudaría, en absoluto, a modificar la roja directa vista por Escassi ya que la dureza de la entrada se nota más al verla repetida.

Y ya con un jugador menos, los de López Garai aprovecharon el descuento para poner aún más renta en el marcador. Guillermo parece que está ligeramente adelantado tras el centro de Alain Oyarzun, pero justo en el momento del golpeo Gerard Valentín, al dar su zancada, habilita a Guillermo con su pie derecho. Es una jugada muy justa pero tras ser revisada en el VAR se confirmaría el tanto numantino y el 3-0 final.

CÓRDOBA – ALBACETE

Es curioso que aparezcan jugadas similares en una misma jornada y, lógicamente, es aún más inverosímil encontrarse dos tantos calcados en el mismo partido. Eso sucedió en el Nuevo Arcángel. En la primera mitad, tras una jugada de estrategia, el ucraniano Zozulia hacía el momentáneo empate a uno pero que no subía al marcador tras señalarse fuera de juego. Ni las repeticiones lo aclaran al 100% ya que el delantero está con su cuerpo en diagonal y su parte más adelantada a tener en cuenta es el hombro. Por su parte, en la zaga cordobesista, Carrillo es el que marca la línea pero está oculto tras Álex Vallejo. Jugada muy dudosa en la que incluso el VAR dudaría. En estos casos, lo que decrete el árbitro y su linier es lo que se tiene que respetar.

Y en la segunda mitad, otra acción similar. El mismo centrador, Álvaro Tejero, pero diferente rematador, en este caso el francés Bela. Desde la toma de la repetición, la línea del área nos ayuda más que con el tanto de Zozulia, pero aún así, si está o no está en posición antirreglamentaria, es cuestión de milimetros. El tacón del pie derecho de Bela tendría que ser el punto de referencia para los atacantes y el tacón del pie izquierdo de Álex Quintanilla para los defensores. Ante una decisión tan justa, se repite el caso de Zozulia, lo que decida el árbitro es lo que cuenta. El VAR, ante las dudas, mantiene siempre la decisión arbitral. 

Y en los últimos minutos, aprovechando la gran segunda parte del Albacete, Rey Manaj pudo celebrar su tanto. Sin embargo, inexplicablemente, no subió al marcador. Carlos Abad detiene el esférico cuando ya está dentro. Al observar dónde tiene el pie izquierdo, ya se intuye que el balón ha entrado más o menos esos centímetros. El VAR decretaría gol.

MALLORCA – ALCORCÓN

Tras unos primeros 45 minutos desastrosos, el Alcorcón de Cristóbal Parralo salió decidido a poner en aprietos al Mallorca en el partido matinal de Son Moix. En esta primera acción Víctor Casadesús cae en el área ante la salida de Manolo Reina. Sin embargo, el guardameta tiene suerte de que su compañero de equipo Joan Sastre sea el que reciba la plancha. No contacta con el jugador alfarero pero, como mucho, podría señalarse juego peligroso, lo que sería un libre indirecto. Pero como el VAR no corrige en esos supuestos, la acción debería continuar.

Ya llegados al tiempo de descuento se produjo esta caída de Nono. El lateral ecuatoriano Pervis Estupiñán tenía la posición perdida y proporciona un empujón con el brazo estirado. No se puede considerar una carga legal y debería haberse señalado el punto de penalti. Quizás esta toma de la repetición no es la idónea pero en el directo sí que se apreció más la fuerza del contacto con el brazo.

REAL OVIEDO – CÁDIZ

Otro gol fantasma esta jornada. Si el de Manaj para el Albacete sí que se otorgaría, este de Manu Vallejo no tendría la misma suerte. Champagne hace una parada antológica y se aprecia que el balón no traspasa por completo la línea de gol.

OSASUNA – GRANADA

Osasuna pidió la pena máxima por una mano de Víctor Díaz dentro del área. Es cierto que golpea en la mano, pero en ningún momento el lateral nazarí tiene intención de darle al balón. Además la posición del brazo es natural, por lo que tampoco se podría sancionar por ese motivo. Y, por último, es el balón el que va con mucha velocidad a la mano y no le da tiempo a quitarla. No sería penalti ni consultándolo con el VAR. 

EXTREMADURA – SPORTING

Se suele decir que cuando un delantero o un atacante defiende se lo pone demasiado fácil a los árbitros. Y este ejemplo de Perea lo demuestra. El colegiado Varón Aceitón simplemente le mostró la amarilla pero, si tuviera la ayuda del VAR, no sería descabellado que le mostrase la roja directa. Alberto Perea, en su debut como azulgrana, entró pasado de revoluciones al corte de Peybernes, que llegó antes y se llevó el plantillazo del manchego. Por suerte simplemente le golpeó en la bota, porque de impactar más arriba, quizás el central sportinguista tendría que abandonar el choque.

Cada semana se van añadiendo nuevas jugadas que seguramente ayuden a comprender lo que el VAR mejorará/corregirá la temporada que viene. En esta jornada tuvimos goles fantasma y acciones que se deciden por milímetros. Quizás sea momento de empezar a sacar escuadra y cartabón para solventar las dudas al 100%.

El Rincón del VAR pasado:

Deja un comentario