Manu Vallejo, Camino Al Cielo

Manu Vallejo es el claro exponente de que en La Liga 1|2|3 se camina hacia el cielo. El chiclanero se convirtió ayer en nuevo jugador del Valencia CF. De esta forma, el joven atacante continúa cedido en el Cádiz hasta final de temporada, pero se asegura un contrato en el conjunto ché.


Leer más | ‘La lucha de Manu Vallejo’


En Fondo Segunda fuimos quizá los primeros fuera de Cádiz en descubrir al jugador gaditano. Escribimos sobre Manu Vallejo, su ascensión en el Cádiz desde Tercera División al primer equipo. Y sólo unos meses después, el meteorito gaditano ya ha despegado hacia la cima.

Una ascensión meteórica de un futbolista total

Manu Vallejo es un atacante que puede amenazar a las defensas rivales desde casi cualquier flanco. Generoso en la presión en la salida del rival, su trabajo aporta también a nivel defensivo.

Futbolista rápido y habilidoso, partiendo de extremo puede aportar desborde y ruptura para finalizar centrando. O asociarse con sus compañeros, tirando paredes para terminar fusilando la portería rival.

Puede ocupar la mediapunta, detrás de un delantero referencia, y aprovechar su habilidad y técnica para asociarse con él y terminar castigando con su buena capacidad de disparo y también para asistir.

Pero igualmente puede jugar en punta, tirando continuos desmarques de ruptura al espacio, una cualidad que explota a la perfección. Manu Vallejo es capaz de convertirse en un auténtico incordio para los centrales del rival, suponiendo un auténtico quebradero de cabeza por la dificultad para controlar sus movimientos.

Una muestra más del escaparate de plata

Y es que, aunque muchos se empeñen en negarlo, la Liga 1|2|3 es un gran escaparate y una fuente de alimentación para los equipos de la élite. Un campeonato en el que la competitividad es tan elevada que los que la disputan y destacan, están sobradamente preparados para dar el salto hacia el cielo de la Liga Santander.

Manu Vallejo apurará sus últimos meses vistiendo en plata. Disfrutemos su fútbol mientras lo tengamos asegurado en nuestra categoría. Y, tras ello, solo nos quedará esperar que el chiclanero sea capaz de demostrar sus cualidades en la élite.

Deja un comentario