Zaragoza y Albacete nos representan

Lo que pudimos ver en la Jornada 26 en la Liga 1|2|3 en La Romareda fue una exhibición que nos representa. El encuentro entre el Real Zaragoza y el Albacete Balompié fue un espectáculo futbolístico de muchos quilates. Una carta de presentación con la que poder gritar al mundo: ¡Esto es la Liga 1|2|3!

Fútbol puro, de calidad y de ataque en La Romareda

Y es que en La Romareda comparecieron dos equipos dispuestos a buscar la victoria a través de propuestas atractivas de juego. Con la intención de alcanzar la victoria a través del buen trato del balón y de la búsqueda continua de la portería rival. Con esos ingredientes, sólo podía cocerse una delicatessen. Y así fue. Únicamente soberbias actuaciones de Cristian y especialmente de Tomeu podían evitar que la fiesta tuviese el colofón de los goles. Y así fue, los guardametas nos privaron de la guinda. O, visto de otra forma, se unieron a la fiesta de fútbol en que se convirtió el encuentro entre el Real Zaragoza y el Albacete Balompié.

Un Zaragoza sediento y un Albacete ambicioso

El Zaragoza ha perdido meses de competición hasta la llegada de Víctor Fernández al banquillo. Ahora, el equipo dirigido por el mesías, busca recuperar un tiempo que quizá fue demasiado extenso para poder resarcirse de su pérdida. Entre tanto, los jugadores blanquillos vuelven a hacer a su afición sentirse orgullosa. Y lo hacen aplicando la filosofía de Víctor. La que dice que hay que arriesgar si se quiere ganar y poner todo el talento, junto a la lucha y al corazón, al servicio del escudo del León.

Zaragoza

Álvaro Vázquez se lamenta | El Desmarque

El Albacete vive un sueño del que no quiere despertar. Liderando la tabla, instalado en la lucha del ascenso directo. Consecuencia directa del buen trabajo directivo para confeccionar una plantilla realmente completa. Pero también del esfuerzo, trabajo y talento de plantilla y cuerpo técnico. La ciudad manchega sueña con un nuevo “Queso mecánico” que amenaza con regresar a la élite. Un equipo que se muestra, además, ambicioso, sin perder la perspectiva.

Dos equipos que ejemplificaron el nivel de la categoría de plata

En definitiva, Real Zaragoza y Albacete Balompié se enfrentaron en el césped aunque compartieron una imagen común al universo futbolístico. La imagen de una competición, la Liga 1|2|3, que aúna características de las que carece su superior. Una competición repleta de sentimiento, representada en aficiones históricas y pasionales. De igualdad, reflejada en la tabla y en los resultados que cada semana demuestran que cualquiera puede con cualquiera. También de competitividad, y es que cualquiera gana a cualquiera.

Zaragoza

Paradón de Tomeu Nadal | Heraldo de Aragón

Pero sobre todo, una Liga que no envidia el nivel futbolístico que su hermana de nombre Santander. Algo que demuestra el hecho de que en los últimos años los equipos que ascienden, se mantienen en un porcentaje muy elevado.

Para muestra, un botón. Sólo tienen que sentarse y disfrutar con partidos como el que enfrentó en la Jornada 26 al Real Zaragoza y al Albacete Balompié.

Gracias a ambos. Gracias a sus aficiones. Y gracias a los 19 equipos restantes por hacernos disfrutar cada semana con un nivel tan brutal.

Deja un comentario