La isla volvió a respirar. O por lo menos ya puede respirar un poco más tranquila. Que se lo digan a Paco Herrera. En la UD Las Palmas y en los aficionados, el partido frente al Sporting había sido etiquetado como una final, y así pareció vivirse en el estadio de Gran Canaria.

El conjunto amarillo vuelve a reencontrarse con la victoria más de un mes después. El solitario gol de Ruiz de Galarreta en el minuto 23 a pase de Rubén Castro sirvió a los locales para llevarse los tres puntos, aunque no para evitar el sufrimiento en la segunda mitad ante el acecho asturiano. El plantel insular perdonó en la primera parte y casi lo paga caro en los posteriores 45 minutos.

AMBIENTE DE FINAL

El previo al partido en el entorno pío pío no fue como un encuentro cualquiera.  Todos eran conscientes de que un tropezón más podía desembocar en decisiones drásticas desde arriba. La experiencia en la isla cuenta que al presidente no le tiembla el pulso. Ya cesó a Manolo Jiménez con el equipo en playoff. Herrera, antes del duelo, lo tenía claro. “Tengo que aceptar lo que pueda ocurrir, lo único que puedo hacer es seguir peleando”.

Las Palmas no vencía un partido desde el día 12 de enero (sin contar la victoria automática frente al Reus), cuando ganó a Osasuna en su feudo por 4 goles a 1. Desde entonces, cuenta sus partidos por empates. De hecho, de los once encuentros dirigidos por el técnico catalán, seis han terminado en tablas. Herrera ya avisaba de que su equipo estaba logrando grandes progresos, algo que él mismo denominaba como “brotes verdes”, pero lamentaba que esta mejora no se tradujera en resultados positivos. Muchas voces afirmaban que todo lo que no fuera una victoria frente al Sporting equivaldría al adiós del entrenador amarillo. Toda una final. Al menos, para el técnico nacido en Barcelona.

PRIMERA MITAD AMARILLA

Ante un Sporting de Gijón con varias novedades en el once inicial, los canarios fueron mejores en el primer tramo del encuentro. A pesar de conceder ocasiones claras al rival (Álex Alegría falló clamorosamente ante Raúl Fernández), el plantel dirigido por Paco Herrera fue superior. El primer gol llegaba en el minuto 23 después de que Rubén Castro concediera un pase magistral a Ruiz de Galarreta que, al primer toque, introducía el balón entre los tres palos.

Una asociación entre ambos jugadores que, un poco más tarde, casi aumenta la renta local. Esta vez se invertían los papeles. Ruiz de Galarreta hacía una maravillosa jugada individual, y con su pase dejaba al delantero canario completamente sólo en el área ante Mariño. Sin embargo, y como ejemplo de la mala racha de Rubén, éste erraba su lanzamiento gracias a la magistral intervención del meta visitante.

LA UD LAS PALMAS PUDO SENTENCIAR… Y CASI ES SENTENCIADA

Tras la reanudación, el equipo local habría deseado irse al descanso con algún tanto más de ventaja. Pudo hacerlo, no lo hizo, y sufrió. El Sporting salió más centrado y se vio reflejado en el dominio del partido. Mostraban superioridad en el juego, aunque no plasmada en ocasiones. Pero ahí estaban, intentándolo por todos los medios. De hecho, hubo ciertos momentos de la segunda mitad en los que el público expresó su malestar.

Lamentablemente para los intereses visitantes, el empate no pudo llegar a pesar de la insistencia. Es más, en algún contraataque pudieron cerrar el partido los locales Blum y Fidel.

Al Sporting le faltó el último pase, ese punto de lucidez para generar peligro. Visto lo visto, optaron por otras vías alternativas como el disparo lejano. Ivi López probaba, y su disparo rebotado en Timor logró poner en aprietos a Raúl Fernández. Así lo intentó también Lod, recién incorporado al terreno de juego, pero su lanzamiento no encontró portería.

CAMBIAR LOS EMPATES POR VICTORIAS PARA ALCANZAR EL PLAYOFF

Finalmente, los tres puntos se quedaron en Gran Canaria. La Unión Deportiva se coloca en la undécima posición a cinco puntos de las eliminatorias de ascenso. A once puntos le queda el ascenso directo, franja que marca el Málaga con 48. Con la victoria ante el Sporting, marca distancia con el equipo asturiano y sigue pendiente en la lucha por el playoff. Hasta el momento, el equipo canario es el único de las tres principales categorías del fútbol español que no ha ido perdiendo ni un solo minuto en su estadio.

En la próxima jornada, Las Palmas visitará al Alcorcón, mientras que el Sporting recibirá al Rayo de Majadahonda.

Deja un comentario