Un Tenerife hecho para cotas altas luchando en las bajas

El CD Tenerife, un equipo conformado para luchar por cotas alta en La Liga 1|2|3 y que en septiembre estaba en el grupo de candidatos al ascenso. Un conjunto que posee unas piezas ofensivas dignas de un club de Primera: Jose Naranjo, Malbasic, Nano, Borja Lasso, Luis Milla, Suso o Uros Raçic.

Pero la realidad está siendo muy distinta a la teoría en la isla. El motivo es simple: la falta de gol. La salsa del fútbol no está acompañando a los pupilos de José Luis Oltra y los chicharreros están haciendo una campaña muy floja en vista de las aspiraciones iniciales.

El origen está en el inicio

Este mal endémico se podría decir que empezó a fraguarse en los meses de verano. Longo, Víctor Casadesus, Juan Villar, Juan Carlos Real y Alex Mula abandonaron la disciplina canaria. Esto se traduce en 39 tantos. El 81% de los goles blanquiazules se marchaban de la disciplina dirigida por Joseba Etxeberría. Por lo que el técnico vasco iniciaba la temporada prácticamente sin eficacia goleadora asegurada.

Leer más | ‘Tenerife, brindando por un 2019 mejor’

Para hacer frente a esta falta de mordiente en la parte ofensiva, el Director Deportivo del momento, Alfonso Serrano, trajo a la isla dos antiguos deseos tinerfeños: Nano y Naranjo. Estos refuerzos estaban llamados a ser los pilares del ataque canario, pero el rendimiento de ambos en principio sería una incógnita ya que llevaban varias campañas sin tener la continuidad y números adecuados.

Tenerife

José Naranjo, ante el Reus | DeporPress

El CD Tenerife tenía la obligación de recuperar a estos delanteros para la causa. Sus objetivos pasaban porque el tinerfeño y el onubense fueran futbolistas diferenciales en la categoría. No obstante, esto no está siendo así hasta la fecha y los datos goleadores de los de Oltra dejan mucho que desear: 23 tantos en 28 jornadas disputadas. Una media de 0’8 goles por encuentro que envía directamente a los chicharreros a luchar por la salvación.

El pobre registro goleador, condena blanquiazul

La poca aportación de la delantera en lo que va de temporada está siendo la principal consecuencia del pobre bagaje en las áreas. Jose Naranjo ha visto puerta cuatro ocasiones en los 1472′ que ha disputado (anota cada 368′); Malbasic ha marcado tres goles en 1989′ (anota cada 663′); Nano solo lleva un tanto en los 1057′ que ha jugado; y Coniglio, uno de los fichajes del mercado invernal, no ha perforado la meta rival en los 219′ que ha vestido el uniforme blanquiazul.

Todos estos datos se traducen en que la delantera del ‘Volcán’ anota cada 303′, lo que viene a ser cada tres jornadas. Unos datos terribles para un equipo confeccionado para buscar regresar a la mejor liga del mundo. Esta jornada sumarán tres puntos a domicilio, eso sí, sin jugar. Y sumarán un gol en su enfrentamiento frente al Reus. Dos semanas de entrenamientos para tratar de dar con la tecla del gol.

Deja un comentario