El Cádiz sube al tren del ascenso directo

“¡Qué bonito está mi Cádiz, cuando llega el Carnaval!” Era el grito que clamaban al cielo los aficionados cadistas tras cosechar la cuarta victoria consecutiva. El conjunto amarillo derrotó al Albacete en un partido en el que fue más incisivo que los manchegos. Fue el Cádiz el que apostó por un fútbol vertical, pensando en la portería contraria. Finalmente, el gol que desequilibraba el marcador llegaba desde los once metros en una infracción pitada por el colegiado pero que no está exenta de polémica. La transformación de Álex Fernández consumaba el objetivo de todos: la permanencia. Cervera lo celebraba efusivamente tras la finalización del partido, pues sabe que lo quede por venir bueno será.

Leer más | ‘Cervera, autor de un Cádiz excelso’

El Cádiz se ha instalado en la zona de playoff y ha abierto una brecha de tres puntos con el Real Oviedo. Por otro lado, el ascenso directo le queda a seis puntos y el clima que se respira en la ciudad del sur peninsular es inmejorable. Los jugadores vuelan con el Carranza y el equipo vuela como un cohete en la clasificación. La siguiente cita será el próximo sábado frente al Elche en el Martínez Valero.

A partir de aquí, el submarino amarillo tiene una serie de factores a favor que hacen que toda la Tacita de Plata pueda permitirse una licencia para soñar en algo más grande esta campaña. Con la permanencia en el bolsillo, ¿por qué no mirar a otros horizontes?

Seguridad defensiva con Sergio y Kecojevic

El central catalán se ha ganado el respeto de la afición en apenas unos meses. Ha formado junto con el balcánico Ivan Kecojevic una pareja de garantías en el club amarillo. El de Mataró es una pieza clave en el once de Cervera. Desde su llegada, su veteranía y experiencia han sido factores esenciales en muchos encuentros. Firme y con seguridad, con él en el campo el Cádiz ha recibido 10 goles en 14 partidos. Un global de once victorias, un empate y dos derrotas (Málaga y Oviedo). Su carácter guerrero y luchador ha conectado de forma magistral con el aficionado cadista.

Cádiz

Sergio Sánchez, ante el Albacete | El Desmarque

Con el central montenegrino existe una historia diferente. No comenzó con buen pie el campeonato, quizás arrastrado por la dinámica del equipo. Vio una tarjeta roja en la segunda jornada y fue arrastrado del once tras la llegada, precisamente, de Sergio Sánchez. Ahora, con la lesión de Marcos Mauro, comparte pareja de centrales con él. Y vaya pareja. El balcánico aporta una contundencia defensiva brutal. Con capacidad de robo y salida de balón en largo, hay otra característica del futbolista que es su poder en el juego aéreo. Los saques de esquina a favor del Cádiz siempre buscan la cabeza de Ivan. El sábado, en el partido frente al Albacete, remató prácticamente todo en los córners amarillos. Esta temporada ha anotado dos goles.

Además, Matos se ha adueñado del lateral izquierdo. Es un secreto a voces que Brian nunca ha sido del gusto del técnico cadista. El ex del Sevilla Atlético parece ir recuperando la confianza poco a poco. De momento, acumula cuatro partidos consecutivos como titular, en los que el equipo ha sacado todos los puntos posibles y se ha mostrado fuerte atrás.

Un doble pivote que funciona

Este sábado volvía al césped del Carranza la pareja en el centro del campo formada por José Mari y Edu Ramos. Cabe destacar que, como pasó contra el Tenerife, Edu cumplió a la perfección con el trabajo que le pide Cervera. En primer lugar, buscó en todo momento sorprender al repliegue manchego buscando la velocidad de Salvi y Jairo a las espaldas de los zagueros visitantes. Además, trabajó junto con el roteño José Mari en la labor de destrucción en la medular. De la misma manera, estuvo muy pendiente de Álvaro Peña para impedir que su aparición en el juego fuera determinante.

Cádiz

Álex Fernández celebra un gol | laliga.es

Probablemente, los aficionados del Cádiz sean actualmente unos privilegiados. El plantel amarillo puede darse el lujo de dejar en el banquillo a una figura como Álex Fernández. Un jugador diferencial y con jerarquía que se queda sin hueco en el once. Otro ejemplo más de la variedad y de las opciones que existen esta temporada en el Ramón de Carranza. El futbolista nacido en Alcalá de Henares sustituyó en el minuto 63 a José Mari y fue el autor del gol desde los once metros. Posteriormente, ayudó a aguantar el resultado marcando los tiempos en el centro del campo. Cabe destacar que fue el encuentro número 200 en la carrera profesional de Álex, y lo celebró con un tanto que catapulta al Cádiz a meterse de lleno en la lucha por el playoff.

Variedad ofensiva

El Cádiz fue uno de los equipos que mejor se reforzó en el mercado de invierno. Tal vez, fue el protagonista del traspaso más importante en la Liga 1|2|3: Darwin Machís. El jugador venezolano se ha convertido en el futbolista más determinante del club amarillo. En cinco partidos ha anotado tres goles y ha renovado de energías al ataque cadista. Sumado al venezolano, han llegado otras referencias ofensivas como Vincenzo Renella o Jovanovic, que aún no han tenido demasiadas oportunidades. Y no es de extrañar. El Cádiz cuenta hoy en día con uno de los ataques más potentes de la liga. Si bien el sábado salieron de inicio Jairo, Salvi, Vallejo y Lekic, hay que recordar que en el banquillo se sentaron futbolistas de la talla de David Querol, Ager Aketxe o Darwin Machis.

Y es que el abanico de opciones con las que cuenta Cervera arriba es brutal. Todo esto sin contar a Álex Fernández, que puede actuar de mediapunta. Por ejemplo, en Tarragona, aprovechando el gran momento de Jairo Izquierdo, colocó a Machís en la punta junto con Querol, y Salvi en la banda derecha. Frente al Tenerife, hace dos semanas, situó al venezolano en la izquierda, Querol en la derecha y a Lekic en punta, con Aketxe haciendo las labores de mediapunta y aprovechando su golpeo en un día de viento como aquel.

Cádiz

Darwin Machis, fichaje estrella | El Córner del Sur

Del mismo modo, ante el Albacete, las cuatro posiciones de ataque estuvieron repartidas por Jairo en la izquierda, Salvi a la derecha, y Manu Vallejo junto con Dejan Lekic arriba.

Bien claro está que ofensivamente el Cádiz no necesita demasiado para anotar, y atrás quedan los fantasmas de algunos tramos de temporada en los que se le acusaba la falta de gol. En un esquema en el que siempre están los cuatros defensas y el doble pivote, sólo queda por ver de qué manera estarán distribuidas las oportunidades en ataque y, como estamos viendo, las posibilidades son múltiples.

Comunión grada-equipo brutal

En el minuto 83 del partido contra el Albacete ocurría algo a lo que no estamos acostumbrados en el terreno de juego. Alberto Cifuentes bloqueaba un balón y quería jugarlo rápido abriendo a banda. El cancerbero no vio que ahí estaba Susaeta. El esférico finalmente no adquirió ningún peligro pero pudo haberlo adquirido. Ante esto, la afición comenzó a gritar el nombre del guardameta, que respondió con carisma.

Esto es sólo un ejemplo del cariño que existe en la afición ante los componentes del vestuario. Todos son arropados. El público es consciente de la dificultad que tuvo salir de 2ºB, y escudan a Cervera, artífice del ascenso y del gran momento del equipo. Por encima de todo está la unión y la confianza. El bloque que tiene actualmente la plantilla del Cádiz es fruto de un proyecto que ya camina durante más de tres años.

El culmen de ese proyecto aún ningún cadista sabe dónde está. Aún recuerdo el último ascenso del conjunto amarillo a Primera División. Entre la directiva y el cuerpo técnico había una frase que mareaba: “Hemos adelantado el proyecto dos años”. En aquel momento, era alegría. El equipo acabó descendiendo la misma temporada, después se fue al pozo de la categoría de bronce y finalmente llegaron las tormentas institucionales. El precio fueron seis años sin conocer el fútbol profesional. Sigan así, con buena letra: Cervera, equipo y afición.

Deja un comentario