Ya pasaron dos tercios de la competición, pero jornada tras jornada se suceden los casos en los que el VAR permitiría que los resultados fueran más justos. Además, en esta semana se rescata una acción de la jornada anterior, gracias a Andrés, un lector de Fondo Segunda, que nos puso sobre la pista del primer gol del Rayo Majadahonda en la victoria que consiguieron en El Molinón. Y por esa jugada comenzamos:

SPORTING – RAYO MAJADAHONDA (J. 27)

Aparentemente no se aprecia nada en el contragolpe finalizado magistralmente por Aitor Ruibal. Pero en el inicio de la jugada, cuando Cordero intenta detener el ataque agarrando a Isaac Carcelén, éste propina un codazo al quitárselo de encima que sería suficiente para anular el gol y volver atrás con el uso del VAR. El árbitro, como se ve en las imágenes, parece que ve la acción y decide dar la ley de la ventaja por el agarrón de Cordero y quizás interpretó que Isaac simplemente se quitó al lateral sportinguista de encima, pero las repeticiones muestran algo más. Sin duda es una acción que podría ser anulada con el uso del VAR, además de mostrar la cartulina amarilla a Cordero y posiblemente la roja al carrilero rayista.

CÁDIZ – ALBACETE

Ahora toca meterse de lleno con la última jornada, la número 28. Y esta primera acción, en uno de los mejores partidos del fin de semana, no podía ser más dudosa. A simple vista, con las repeticiones a velocidad normal es imposible de ver ningún contacto sobre Manu Vallejo. Sin embargo, viéndolo frame a frame se ve cómo la rodilla izquierda de Borja Herrera impacta con el pie izquierdo de Manu Vallejo cuando carga la pierna para chutar, lo que le hace, al final, golpear el césped. El VAR tendría que poner las imágenes a cámara súperlenta para tomar una decisión pero seguramente no se mojaría, dejando esa potestad al colegiado principal. Cualquier decisión tomada sería mantenida, ya sea la de señalar penalti o la de dejar continuar la jugada.

CÓRDOBA – MÁLAGA

En el Nuevo Arcángel el Córdoba estrenaba entrenador, Rafa Navarro, y con esas energías renovadas estuvieron a segundos de sumar tres puntos ante el Málaga. En la primera parte se produjo esta acción. Centro de Fernández y Carrillo se adelanta a Luis Hernández que parece cometer penalti sobre el delantero. Es cierto que el contacto no es excesivo, pero quizás suficiente para señalar la pena máxima. El VAR, como mínimo, recomendaría la revisión en el monitor.

En el mismo partido, con el Málaga buscando la igualada, se produjo una jugada un tanto difícil de señalar. ¿Qué debe hacer el portero en estos casos si su deber es evitar que el balón entre en su portería? Es una interesante pregunta, pero hay ciertos límites. Carlos Abad intenta salir lo más rápido posible para cerrar el ángulo lo máximo posible a Gustavo Blanco. Pero va pasado de revoluciones y le atropella. Si ese choque lo hace un defensa sobre un delantero siempre se vería falta y, por lo tanto, penalti. En este caso debería señalarse también, por lo que el VAR permitiría al Málaga igualar con un lanzamiento desde los once metros.

OSASUNA – NÀSTIC

Osasuna ganó en El Sadar gracias a un gol fantasma de Roberto Torres. Es imposible asegurar si el balón entra o no con las cámaras de la retransmisión pero tampoco se puede confirmar que el balón no entre. Con el comienzo de la utilización del VAR, se deberá instalar una cámara en la línea de gol para este tipo de casos que resolverán todas las dudas. Con estas tomas, observando la posición de Bernabé, la sensación es de que el balón sí que traspasa la línea. Sin embargo, es toda la circunferencia la que tiene que cruzar y puede ser que por milímetros, haya una parte del balón que aún esté sobre la línea. Muy difícil de decir.

REAL OVIEDO – LUGO

En el Carlos Tartiere, tras un centro de Juan Muñiz, Mossa tuvo que detener a Iriome que le había ganado la posición. Es una de esas jugadas en las que es muy difícil juzgar la intensidad del agarrón, pero por el movimiento de Iriome y los brazos de Mossa, sí que parece que existió. El VAR, como su protocolo indica, no puede valorar intensidades y, en estos casos, la decisión arbitral es la que prevalece.

ZARAGOZA – ALMERÍA

Minutos finales de mucha tensión en La Romareda. Marc Gual cayó en el área almeriense tras una pugna con Saveljich y Eteki. El árbitro siguió toda la acción a escasos metros y, a pesar de que hay un contacto del central argentino de origen montenegrino con la pierna izquierda de Gual, no parece que sea suficiente como para que el VAR revierta la decisión. En caso de alguna duda, seguramente se recomendaría la revisión de la jugada.

La desesperación por la derrota pudo jugar una mala pasada a Alberto Soro. El canterano, en primer lugar, se intenta deshacer del agarrón de David Rocha. Si el árbitro ve la acción del mediocentro, debería ser amonestado. Pero eso no es atenuante de lo que hizo Soro, que después propina, con el puño cerrado, un golpe en el estómago de su rival. Roja directa clara ya que no se puede reaccionar de esa forma pese a haber un motivo. Es una acción similar a la de Jairo Izquierdo contra el Mallorca.

DEPORTIVO – ALCORCÓN

En el encuentro del lunes, el Deportivo reclamó penalti por esta mano de Unai Elgezabal. Y esto sirve para recordar la normativa en las reglas de la IFAB con respecto a las manos. Hay que tener en cuenta estos tres puntos:

  • el movimiento de la mano hacia el balón (no del balón hacia la mano)
  • la distancia entre el adversario y el balón (balón que llega de forma inesperada)
  • la posición de la mano no presupone necesariamente una infracción

Y punto por punto se deduce lo siguiente: la mano no va al balón, sino al revés; la distancia es muy corta, por lo que el tiempo de reacción es muy limitado para corregir esa posición; y la posición se puede considerar como natural. También habría que valorar el peligro de la acción. Decida lo que se decida, seguramente el VAR no cambiaría la decisión, ya que todo quedaría a merced del árbitro principal.

Y en la segunda mitad el Dépor sí se vio beneficiado de un error. Sin el uso del VAR, es imposible ver si el contacto se produce dentro del área o fuera dada la velocidad de Quique y Elgezabal, pero con la tecnología se vería que la falta se comete fuera del área. En esta ocasión, sin duda, el VAR mandaría botar un libre directo al borde del área y no un penalti que fue la decisión del colegiado.

Estas han sido las acciones de esta jornada y, poco a poco, se irán complicando más según el final de liga se acerque. Al menos, con estas pinceladas, llegaremos con un conocimiento más alto sobre el VAR a la temporada que viene. Si tienes alguna jugada que crees que el VAR podría haber cambiado de algún partido de Segunda, ya sea de la próxima jornada o de los partidos de esta temporada, puedes enviarla por los siguientes medios:

El Rincón del VAR de las pasadas jornadas:

Deja un comentario