La nueva cara del Elche CF

La primera vuelta fue un tanto extraña en el Martínez Valero. El equipo dirigido por Pacheta mostraba una imagen que no se correspondía con los resultados obtenidos. El mismo técnico lo explicaba en algunas ruedas de prensa, como en la de la derrota ante el Albacete: Somos un equipo humilde y nos cuesta mucho hacer gol.

Sin embargo, tras una buena planificación y reajuste de plantilla en el mercado invernal, los ilicitanos no sólo han mejorado con la obtención de unos recursos que previamente escaseaban. Se ha vivido un cambio de mentalidad entre los jugadores, un “subidón” de confianza que hizo que ayer el Elche CF tumbara ni más ni menos que al Cádiz y en inferioridad numérica.

La presión del Cádiz, insuficiente para anular a los locales

Pacheta reconocía esta semana que su equipo se siente más cómodo con el balón en los pies, por lo que el partido comenzó con dominio franjiverde. Los de Cervera además, que suelen sentirse cómodos sin él, no les discutieron la posesión, y de esa forma consiguieron inquietar a Edgar Badía. El guion del partido era, a priori, muy favorable a los gaditanos. Estos presionaban con astucia la salida de balón de los locales para que no pudieran elaborar y tuvieran que sacar el esférico en largo. De esta forma también, dificultaban las apariciones de jugadores clave como Iván Sánchez o Nino.

Elche

Celebración del gol ante el Cádiz | laliga.es

Pero exceptuando un par de avisos al principio del encuentro, el Cádiz tampoco conseguía dar con la tecla. El Elche tenía muy bien estudiado el partido, y le robó los espacios a un equipo que los necesita para aprovechar la potencia de sus atacantes. Por ello, los locales comenzaron a animarse y a crear peligro de verdad, más que suficiente para que los 10.005 espectadores que acudieron al Martínez Valero comenzaran a jalear y a presionar, siendo conscientes de que su equipo llevaba la batuta. Y los futbolistas no defraudaron a su público: Dani Calvo sobrepasaba a Cifuentes en el minuto 33.

Superioridad futbolística en inferioridad numérica

No obstante, parece que los ilicitanos no puedan disfrutar nunca de un partido tranquilo. Al filo del descanso, Juan Cruz era expulsado por una fuerte entrada. Un acontecimiento que sentó como un golpe de realidad en el feudo franjiverde, como si todo hubiera sido demasiado bonito para ser verdad. Sin embargo, al final el sufrimiento merecería la pena, pues el destino deparaba un final más bonito del que ya se preveía.

La segunda parte no fue la esperada. El guion no fue el habitual en estos casos. El equipo que disponía de once futbolistas en el campo no asedió al que intentaba sobrevivir con diez. El Cádiz sólo tuvo dos ocasiones, y sólo una clara, en 55 minutos de superioridad numérica. La clave, como Cervera reconocería más tarde en rueda de prensa, fue que su equipo necesita espacios para jugar, ya que en espacios cortos, tanto individual como colectivamente, no saben. Y el 4-4-1 que instaló Pacheta a modo de muralla frenó en seco a los cadistas.

Los de Pacheta confirman su crecimiento en la segunda vuelta

El Elche mostró una nueva cara en los segundos 45 minutos del encuentro. Descubrió una nueva faceta, ahora sabe sufrir. Sabe sufrir, porque no sufrió. Porque defendió sin muestras de debilidad frente al conjunto más goleador de la categoría, haciendo olvidar por momentos que su equipo contaba con un hombre menos. Hoy somos mayores de edad, dijo Pacheta en las declaraciones ante los medios. Y no pudo haberlo dicho mejor.

Como bien añadió más tarde, sus jugadores estuvieron muy concentrados, sin dejar realizar al Cádiz acciones de dos para uno porque “te parten” y no dejándose llevar por ningún agente externo. Instó también a darle todo el mérito no a él, si no a sus jugadores, jugadores de los que dijo que no tiene ni una sola queja del partido que realizaron.

David venció a Goliat. El submarino amarillo naufragó cerca de la costa mediterránea, pero siguen ahí. Los puestos de ‘playoffs’ siguen siendo suyos y el ascenso directo no está tan lejos para las jornadas que todavía quedan por disputar. Mientras, el Elche sigue maravillando en una segunda vuelta de momento fantástica, en la que se están consolidando en la zona tranquila de la tabla y se están ganando el derecho a permanecer, un año más, en La Liga 1|2|3.

Deja un comentario