Un menguante Albacete

Ocurrió hace tan sólo unas semanas y ahora parece que hubiera sucedido hace meses. El Albacete Balompié era líder y además lo era de forma solvente en la Liga 1|2|3. El equipo de Luis Miguel Ramis dominaba casi todos los aspectos del juego y se establecía como un candidato firme al ascenso directo. Hoy se nos presenta un menguante Albacete. Pero, ¿qué ha pasado desde entonces?

Un mercado invernal convulso

El mercado invernal no ayudó, desde luego. Dos piezas clave como Mathias Olivera y Jon Erice salieron del equipo, rumbo al Getafe y a la MLS. Al uruguayo le sustituyó Borja Herrera y para la medular llegaron Dani Torres, Muntari o Álvaro Peña.

Albacete

El Alba cayó en Tarragona | abc.es

Sin embargo, una posición con necesidad de reforzar no lo fue. La delantera no movió ficha. Zozulia y Manaj eran los únicos delanteros, con Acuña como opción menos natural. En dichas condiciones, cualquier baja sería realmente sensible. Zozulia ya se ha perdido un encuentro por sanción, y en las próximas fechas, tanto él como Manaj podrían salir ya que las convocatorias internacionales dejarán el VIRUS FIFA en la Liga 1|2|3.

Para rematar, las lesiones no han sido condescendientes con el Alba. Arroyo ha sido una baja muy sensible en el centro de la defensa por este motivo y Eugeni Valderrama aún no ha regresado tras su lesión hace alrededor de un mes.

Mengua el rendimiento del Queso Mecánico 2.0

Y el equipo ha perdido fiabilidad. Regularidad. De estar liderando a salir del ascenso directo. Cuatro jornadas consecutivas sin ganar dejan al conjunto de Ramis con sólo cinco puntos de margen para mantener plaza de playoff.

El nerviosismo se implanta en el equipo. Incluso, a veces, dicha ansiedad ha dado la impresión de trasladarse al banquillo. Algunas decisiones de Luis Miguel Ramis han sembrado de dudas el entorno manchego. Demasiadas variaciones en las alineaciones, decisiones que han trasladado al exterior sensación de inseguridad y quien sabe si también lo ha hecho al interior del vestuario. La realidad es que el equipo compite peor que hace algo más de un mes y que las alineaciones ya no se recitan casi de carrerilla, sino que cada semana introducen variantes.

En definitiva, el Albacete está atravesando una de los peores momentos de la temporada. Uno de esos momentos de duda que miden la fortaleza y las opciones de un equipo que quiere aspirar a lo máximo. El momento de medir si efectivamente este es el Queso Mecánico 2.0, como se viene aseverando desde hace semanas. Es el momento de los valientes.

Deja un comentario