Zaragoza, león herido

El león se encuentra herido. El “Rey de la selva” está tirado, abatido. Haciendo todos los esfuerzos posibles para levantarse mientras otros lo observan desde la lejanía con lástima. Con pena por ver en lo que se ha convertido. Aquel “animal” que era capaz de liderar, incluso, atemorizar a un país o una región entera, ahora mismo es uno más dentro de una manada en la que se siente apartado. Los demás lo miran con condescendencia mientras no apartan la mirada en su objetivo, un mundo diferente, un paraíso, una categoría superior.

Víctor Fernández, la ilusión que mengua

La llegada de Víctor Fernández aportó ilusión, parcialmente perdida en ese momento y recordemos que son 27.000 los socios este año. Con Víctor parecía que las cosas habían cambiado, pero todo fue un espejismo. El equipo ha evolucionado notablemente en el juego pero ya son cuatro los partidos consecutivos sin ganar, sumando tres derrotas en los últimos tres partidos.

Leer más | ‘Víctor Fernández, curando al león’

El año se está haciendo extremadamente largo en la ciudad de Zaragoza. Tres entrenadores, jugadores que aparecen y desaparecen pero la situación no cambia. El equipo sigue rozando el descenso, poniendo en juego la historia del club. La afición ha entrado en una dinámica para nada positiva.

León

El Zaragoza cayó en Granada | Diario As

Ya no es enfado, es resignación. Otro año más en el que el Real Zaragoza va a continuar, si todo va bien, en la Segunda División. Y con el próximo serán siete temporadas consecutivas, algo impensable para un equipo con la historia y el palmarés del Real Zaragoza. Con la temporada prácticamente acabada, el único objetivo es asegurar la salvación cuanto antes.

Las vistas en el futuro sin descuidar el presente

La directiva comienza a trabajar preparando la temporada que viene. Habrá jugadores importantes que se marchen y otros jugadores llegarán. El club se verá sumido en una especie de revolución en la que los cachorros de la cantera tienen que ser los principales protagonistas.

El león actualmente está sedado, parece no ser consciente de lo que le está pasando. En un hábitat que no es el suyo pero no está solo. Hace un tiempo el capitán del Real Zaragoza comentó que “el Zaragoza será lo que quiera su gente”. Es hora de despertar, el león reposa con la cabeza agachada, abatido pero cogiendo fuerzas para volver a rugir en un futuro próximo.

Deja un comentario