La vuelta al fútbol profesional no es fácil: la convivencia con algunos de los equipos más históricos del país es emocionante y  a su vez aterradora, mientras que el juego cobra una velocidad más alta e impredecible. Es decir, hay un proceso de adaptación que superar. Y sin embargo, el conjunto de Vicente Moreno, lejos de verse apurado por mantener la categoría, llega al tramo final de la temporada inmerso en la lucha por los “playoffs”. A falta de 12 jornadas, el RCD Mallorca no se ha diluido, si no que ha experimentado un “arreón” que, sumado a dos jornadas consecutivas del Cádiz CF cediendo puntos, lo han colocado en la codiciada sexta plaza de La Liga 1|2|3 liderando la lista de candidatos a la promoción de ascenso.

Un bloque unido, un equipo de fútbol

No es ninguna sorpresa que los baleares estén saboreando un momento de forma muy dulce, pues en general, el nivel que han mostrado durante esta campaña ha sido muy alto. Pero sí es cierto que, en cuanto a las sensaciones que transmite su fútbol, es posible que los bermellones estén ofreciendo ahora su mejor cara. Una de las principales características de los hombres de Vicente Moreno, es que se consiguió mantener la columna vertebral del equipo que logró el ascenso a Segunda División. Es sencillo adivinar que es mucho más sencillo trabajar con un conjunto de futbolistas que se conoce a la perfección. Un grupo que además no se ha relajado en ningún momento de la temporada.

Las claves del “subidón” bermellón

Y no sólo no se han tomado un respiro, si no que hay futbolistas que han dado un paso hacia adelante en este último tramo. Y con ello, el equipo ha subido de nivel. Los nombres propios de las últimas fechas en Son Moix son Pervis Estupiñán y Ante Budimir. Se lo han ganado a pulso. El ecuatoriano se ha instalado en la zaga aportando potencia, velocidad y también gol. Entre tanto, Budimir es un desquicio constante para las defensas contrarias y no está precisamente exento de olfato goleador. Sólo ha necesitado ocho partidos para anotar gol en cuatro ocasiones, unos números que tienen un mérito tremendo ya que es un recién llegado.

Leer más | ‘Un Mallorca de dos caras’

Porque otra de las claves de este Mallorca, es lo bien que han funcionado las incorporaciones. Las nuevas piezas han encajado perfectamente en el puzzle balear. No sólo han complementado el bloque ya existente; lo han reforzado. Dani Rodríguez, procedente del Albacete Balompié, está ejerciendo junto a Salva Sevilla como el timón del equipo durante toda la temporada, y en esta segunda vuelta ambos mantienen el rumbo fijo con destino a los tres puntos jornada tras jornada. Sus estupendas condiciones siguen intactas.

Mallorca

El Mallorca asaltó Gran Canaria | Eldiario.es

Pero, algo fundamental que ha solucionado el Mallorca es su juego como visitante. La UD Las Palmas lo comprobó el pasado fin de semana. Pepe Mel ha visto que levantar la moral de los suyos venciendo en Riazor no ha sido suficiente para defender un feudo hasta entonces imbatido, en el que ahora ondea la bandera de los de Vicente Moreno.

Los playoffs ya marcan el camino

Con 48 puntos y la permanencia en sus manos, en Son Moix pueden estar muy orgullosos de la temporada que está cuajando el RCD Mallorca. La Segunda División B no era un lugar para un club con tanta importancia en la historia del fútbol español, y en esta segunda parte de la temporada, los bermellones están demostrando que quizá la categoría de plata tampoco es su sitio. Quizá, el retorno a la élite esté mucho más cerca de lo que esperaban.

Deja un comentario