Última jornada antes del inexistente parón internacional de la Segunda División. El fútbol seguirá en nuestra competición pese a que varios equipos perderán algunos futbolistas. En eso aún hay que avanzar pero con el VAR, por suerte, ya se dio el paso y se usará desde la temporada 2019/2020. Y, como cada semana, a modo explicativo, se resumen las acciones que habrían podido ser alteradas con el uso de la tecnología:

ALCORCÓN – TENERIFE

En la primera acción a analizar, el Tenerife pidió la pena máxima por una caída de Paco Montañés. El extremo reconvertido a lateral Marco Sangalli se deshizo de él con un empujón que deja poco lugar a dudas. Quizás pueda verse como un contacto ligero como para señalar penalti, pero ese tipo de acciones en cualquier parte del campo se penalizaría. Sin embargo el VAR podría no intervenir. Al tratarse de un empujón en el que la intensidad es difícil de medir con las repeticiones, es muy complicado ver que el colegiado haya cometido un “error claro y manifiesto” siempre y cuando sí que haya apreciado el contacto. Sin embargo, en caso de que el árbitro no haya visto ninguna pugna, como mínimo debería revisar la acción.

En la primera parte hubo esta otra acción en la que el árbitro señaló penalti por una mano de Alberto Jiménez. Otra vez las manos… No tiene ninguna intención ya que se produce tras un inoportuno resbalón pero en su contra está que se trataba de un disparo a portería y su brazo está ocupando una zona que su cuerpo no cubre. Es comprensible la decisión del colegiado y el VAR no tendría razones suficientes para revertir lo que señaló.

La misma situación con el VAR se daría en esta mano de Esteban Burgos. El disparo de Malbasic golpea en el brazo, pero según las repeticiones no parece que sea en el que tiene extendido, sino el que está pegado al cuerpo. Al no ser señalada no hay argumento para indicar el punto de penalti tras ver las imágenes. En el hipotético caso de que el árbitro decretara la pena máxima, sería complicado que con el vídeo se indicase lo contrario. Las manos son jugadas muy difíciles de juzgar incluso tras la revisión continuada de las repeticiones.

ZARAGOZA – ELCHE

Pugna entre Linares y Gonzalo Verdú en la que no se señaló nada. Sin embargo la toma desde detrás de la portería de Edgar Badía sí indica que Verdú quizás se excedió en su intento de impedir que Linares llegase a un balón imposible. El veterano delantero maño le ganó la posición y Verdú recurrió al juego físico con su brazo izquierdo. Aunque el delantero se deja caer deliberadamente, es cierto que el penalti pudo ser señalado y el VAR sugeriría una revisión al colegiado principal.

CÓRDOBA – SPORTING GIJÓN

En el gol que abría el marcador en el Nuevo Arcángel hay un posible fuera de juego del autor del tanto, Carrillo. En el momento del centro se puede apreciar que está ligeramente adelantado, principalmente en su rodilla izquierda. Con el VAR no habría dudas y el 1-0 para el Córdoba sería anulado.

¿Pudo ser anulado el gol de Peybernes/Djurdjevic? Los jugadores del Córdoba reclamaron al colegiado una posible infracción cometida por el delantero serbio. Las imágenes, a cámara lenta, muestran cómo el balón impacta en su brazo y hace que quede en una situación peligrosa para que Peybernes finalice. El VAR sería de gran ayuda en este caso ya que seguramente el gol no subiría al marcador pese a que esté de espaldas al balón. Este tipo de acciones, según las nuevas normas que planea la IFAB de cara a la siguiente campaña, nunca serán gol. Esta temporada aún da lugar a dudas pero el VAR podría anularlo.

ALMERÍA – GRANADA

En Almería, nada más iniciarse el encuentro, se produjo una acción que pudo marcar el devenir del choque. Una falta de entendimiento entre Iván Martos y Saveljich dejó en bandeja el balón a Rodri que quería encarar a René. El central local decidió derribarlo agarrando al delantero por la cintura para evitar lo que se considera una “ocasión manifiesta de gol”. Al ser fuera del área estas acciones seguirían siendo de cartulina roja. El colegiado no señaló ni la infracción pero con el VAR el central internacional con Montenegro sería expulsado, condicionando seriamente a su equipo.

LAS PALMAS – MALLORCA

Al contrario de las jugadas anteriores, este gol de Ante Budimir está bastante claro. El VAR señalaría fuera de juego del delantero croata a pase de Pervis Estupiñán. La línea del fuera de juego la marca el balón en este caso y el goleador está claramente adelantado.

NUMANCIA – MÁLAGA

En Los Pajaritos, los aficionados que asistieron al partido del lunes, pidieron la pena máxima ante esta caída de Nacho. Por desgracia, la retransmisión no ofreció más tomas repetidas de la acción y la cámara del directo tampoco permite ver con detalle el lance. Al tratarse, una vez más, de medición de intensidades, sería muy complicado que el colegiado cambiase su decisión a no ser que no viese bien el contacto desde su posición. La carga de Renato Santos no es legal, ya que Nacho está más vivo y se le adelanta. El VAR, cómo mínimo, sugeriría una revisión y seguramente recomendaría señalar penalti.

PROTOCOLO DEL VAR ANTE FUERAS DE JUEGO

Esta jornada hubo varias situaciones que llamaron la atención a los aficionados. Los colegiados, a instancias de los jueces de línea, señalaron fuera de juego en acciones que claramente no eran o que estaban en línea. Es necesario explicar qué pasaría con esas ocasiones cuando el VAR esté en funcionamiento. Los jugadores que fueron perjudicados esta jornada fueron: Diego Aguirre ante el Elche, Andresito frente al Sporting, Brandon en su partido ante el Rayo Majadahonda y Dani Ojeda en su visita a Almería.

Esto es lo que dice el manual de las reglas de juego de la IFAB:

  • “Solo estará permitido retrasar la señalización de una infracción con el banderín/silbato en situaciones de ataque muy claras, en las que un jugador esté a punto de marcar un gol o tenga un camino despejado en/hacia el área de penalti del equipo oponente.
  • Si un árbitro asistente retrasa la señalización de una infracción mediante el banderín, el árbitro asistente deberá levantar el banderín si se produce una situación de gol/penalti, puesto que esta decisión será la base de la posible comprobación/revisión.

Por lo tanto, poniendo el ejemplo de la de Diego Aguirre, sería muy complicado que el linier, incluso con el VAR, dejase continuar la acción ya que consideraba que estaba en posición antirreglamentaria. Aún hay muchos metros por recorrer y Aguirre no tenía un camino completamente despejado. Un defensor del Elche podría disputarle esa supuesta vía libre. En los otros tres casos sí que se podría retrasar la decisión.

Por eso, desde que se empiece a utilizar el VAR, habrá unos segundos de incertidumbre y, aunque el linier piense que hay fuera de juego, jugará con la baza de que tiene un colchón protector en caso de error. Lo que nunca se debe hacer es cortar de raíz una ocasión muy clara, que el equipo no finalice y que las imágenes a posteriori demuestren que hay un error humano. Eso es lo que los colegiados tratarán de evitar una vez el asistente de vídeo entre en juego.

Si tienes alguna jugada que crees que el VAR podría haber cambiado de algún partido de Segunda, ya sea de la próxima jornada o de los partidos de esta temporada, puedes enviarla por los siguientes medios:

El Rincón del VAR de las pasadas jornadas:

Deja un comentario