Sobrepasado el kilómetro 33 de esta maratón que es la Segunda División aún queda todo por decidir. Ni las tres plazas restantes de descenso, ni las dos de ascenso directo, ni las de playoffs están claras a falta de nueve jornadas. Pero el VAR seguiría teniendo trabajo semana tras semana en caso de estar en uso esta misma temporada. En esta jornada habría algún gol anulado, varias acciones de posible penalti y otras que fueron señaladas que se podrían haber corregido. Estas son las jugadas en las que el VAR tendría algo que aportar de la última semana:

TENERIFE – SPORTING GIJÓN

El gol que de Uros Djurdjevic que dio la victoria al Sporting en Tenerife pasó desapercibido durante mucho tiempo. Sin embargo, sí que parece que el delantero serbio remata con el antebrazo y no con la cabeza. Estuvo listo el ariete pero si esto ocurriese la temporada siguiente, el VAR lo anularía.

EXTREMADURA – ALMERÍA

La segunda parte disputada en el Francisco de la Hera tuvo un poco de todo. En primer lugar, el Almería reclamó un penalti sobre Álvaro Giménez. Pardo intenta hacer una carga pero parece excederse en su fuerza y derriba al delantero. El VAR podría señalar penalti. Sin embargo, quince segundos antes, hay un fuera de juego del propio Álvaro (haga click para ver el momento exacto) que no se había sancionado, por lo que el penalti no se otorgaría, ya que la revisión demostraría la existencia del fuera de juego. Así, la tecnología daría un libre indirecto a favor del Extremadura.

El único gol del partido llegó tras este penalti pitado sobre Alberto Perea y realizado por Lucien Owona. En las tomas lejanas parece que no hay ningún tipo de contacto. Es en la tercera repetición, la más cercana, la que permite ver cómo Owona sí que impacta con el tobillo de Perea. Es cierto que la fuerza no es mucha y que el atacante podría continuar la jugada, pero eso ya queda a interpretación del colegiado. El VAR no podría llegar a corregir esta decisión al existir el contacto.

Otra acción de interpretación y esta vez en el área contraria. De nuevo Álvaro Giménez pero esta vez con Borja Granero quien, al ver perdida la posición, utiliza sus brazos para impedir que el delantero visitante llegase al remate. La fuerza es imposible medirla viendo las imágenes, por lo que el VAR, en este caso, recomendaría la revisión del árbitro a pie de campo para que tomase una decisión definitiva.

REAL OVIEDO – LAS PALMAS

Gran asistencia del canterano ovetense Jimmy para un Joselu que hace gol. Pero el árbitro había señalado el fuera de juego incluso antes de que el balón cruzase la línea, por lo que no se puede hablar de gol anulado, siendo estrictos. La imagen no aclara las dudas. Ruiz de Galarreta marca la línea con su pie derecho, mientras que Joselu tiene su hombro derecho como la parte más adelantada. Incluso tirando las líneas hay muchas dudas ya que habría una diferencia de milímetros, imperceptible para el linier. Posiblemente, salvo que el VAR lo tuviera claro al cien por cien, no se daría validez al tanto. 

Esta acción permite matizar, una vez más, el protocolo a seguir. En casos como este, la jugada no se detendrá y el juez de línea, si cree que era posición antirreglamentaria levantará una vez se resuelva el ataque, en esta acción en concreto sería cuando el balón entra en la portería. Esa será la prueba para que el VAR luego pueda dar validez o no al tanto. Si el linier considera que está en posición correcta y acaba en gol, después el VAR revisará por si había fuera de juego. Desde luego, no debería haber más goles en posición ilegal como los que se vieron en la jornada 32 entre Córdoba y Mallorca.

ALCORCÓN – ALBACETE

El mediático Sulley Muntari fue titular por primera vez en las filas del Albacete. Mezcló detalles de calidad, como la asistencia a Febas, con desconexiones que pudieron costar caras a los de Ramis. Y una de ellas fue esta acción sobre Jaime Gavilán. En un balón que el mediapunta controla, el ghanés usa su pierna derecha de forma imprudente y le derriba. Parece un contacto muy liviano como para señalar penalti pero es cierto que cualquier acción que sea considerada como falta en cualquier parte del campo, también debe ser penalti. Por lo tanto, el VAR podría indicar la pena máxima en esta ocasión.

En ese mismo partido los jugadores del Alcorcón reclamaron una roja directa sobre Malsa. Sin embargo, como se aprecia en las imágenes no parece que el francés tuviera intención alguna de pisar la mano de Borja Galán. Tiene mala suerte el extremo alfarero de que Malsa intenta cambiar la dirección y pone el pie justo donde tiene la mano. Si se compara con el pisotón de Vieira a Acuña hace dos jornadas, está claro que la de Malsa no sería merecedora de roja directa.

LUGO – OSASUNA

En el Anxo Carro de Lugo hubo mucha intensidad y eso suele significar que hay un alto número de jugadas dudosas. En la primera acción los protagonistas son Brandon Thomas y Josete Malagón. El ariete osasunista parece caer hacia atrás de una forma antinatural. No se puede aclarar si es debido a un agarrón de Josete y, al no haber repeticiones, es imposible sacar una conclusión sobre esta acción.

Mismos protagonistas, Josete y Brandon, unos minutos después. En este caso, incluso sin tener el balón en posesión, Josete se lo lleva por delante derribándolo dentro del área. El VAR demostraría que hay falta pero sería decisión del colegiado determinar la participación de ambos y quién quería jugar el balón realmente. De determinar que Brandon también quería controlar el esférico señalaría penalti. De ver lo contrario, indicaría falta de Brandon por impedir a Josete jugar el balón. Jugada de interpretación.

El primer tanto del partido, obra de Cristian Herrera, también tuvo su polémica. El balón golpea en la base del poste derecho y se pasea sobre la línea y tras la espalda de Unai García. Después David García lo despeja con su pierna derecha mientras la izquierda ni siquiera está pisando la raya que divide lo que es gol o no. Con esta toma es imposible determinar si el balón entra en su totalidad, por lo que se otorga el beneficio de la duda al colegiado. Con el VAR habrá una cámara a la altura de la línea de gol pero si un cuerpo se interpone como ocurre con David García, esa cámara quedará inútil.

Durante el vendaval de ataque rojillo en busca del empate se produjo esta mano de Luis Ruiz. A pesar de que tras una primera impresión parece que el balón golpea en el brazo de forma clara, se puede ver cómo el balón golpea primero su pierna derecha y luego golpea en su brazo derecho. Es una jugada muy difícil de ver en directo e incluso con las imágenes no se tiene claridad. El gesto de Luis Ruiz no es natural pero le viene de un rebote y corta una acción de peligro. El VAR seguramente recomendaría la revisión de la jugada al colegiado. 

ELCHE – CÓRDOBA

El Elche sumó casi su carta de permanencia tras vencer al Córdoba. Y pudo conseguir algún gol más. Josan pidió la pena máxima tras ser derribado por Chus Herrero. No hay dudas de que el defensa es superado y utiliza sus brazos para derribarle. Tampoco se duda de que Josan hace mucho por dejarse caer en busca de los once metros. Pero aún así el VAR sancionaría el penalti.

CÁDIZ – ZARAGOZA

No se puede considerar como gol anulado esta acción de Rennella ya que el colegiado había decretado la falta antes. Por lo tanto el VAR poco tendría que hacer si el árbitro aprecia falta y la señala antes de que el balón entre.

Alberto Guitián también intervino en esta otra jugada. Por suerte, para los intereses cadistas, Aketxe acabó transformando la falta, pero es cierto que podría haber sido penalti. El defensa zaragocista usa su brazo derecho y derriba a Manu Vallejo. Si él sigue ejerciendo fuerza dentro del área sería pena máxima, sin embargo eso es difícil de probar ya que el propio Vallejo ya está cayendo una vez entra a la zona de peligro. El VAR dejaría todo el poder en manos del colegiado para que revisase bien la jugada.

Y por último en esta jornada se trata de otra jugada en la segunda parte del Cádiz-Real Zaragoza. De nuevo Manu Vallejo es el protagonista, aunque esta vez junto a Álex Muñoz. El nuevo fichaje del Valencia llega antes y contacta con el esférico, se adelanta a Álex que aún así suelta la pierna. El contacto existe, pero es muy similar al de Owona con Perea en el Extremadura-Almería. Existe pero es muy ligero. En este caso el VAR no corregiría la acción al no poder medir la intensidad del choque.

Si recuerdas alguna jugada que crees que el VAR podría cambiar en las jornadas pasadas o simplemente quieres saber qué medidas tomaría la tecnología en una acción que recuerdes, puedes enviarla por los siguientes medios:

El Rincón del VAR de las pasadas jornadas:

Deja un comentario