Siguen pasando las semanas y el final se ve cerca y lejos por igual. Cerca para aquellos que desean que la temporada sea más larga, que les dé más tiempo para cumplir el objetivo marcado hace ocho meses. Y lejos para los que ya tienen esa misión al alcance de la mano y rezan para que las ocho últimas jornadas no muevan nada en la clasificación. Pero seguramente sea inevitable y solo los más fuertes física y mentalmente lograrán sus metas. Pero antes de los dos últimos meses de liga, hay que analizar qué podría corregir el VAR en la jornada del pasado fin de semana, la 34ª:

ALMERÍA  – NÀSTIC

No es la primera vez que Ousseynou Thioune se excede en sus acciones y en Almería volvió a hacerlo. Nada más comenzar la segunda mitad, cuando Juanjo Narváez protegía el esférico, el mediocentro senegalés pisó la pierna del colombiano. Es imposible percibir si hubo intención pero desde luego mantiene la pierna en esa posición el suficiente tiempo como para abrir el abanico de las dudas. Con el VAR esta acción sería revisada a conciencia y, posiblemente, significaría la expulsión de Thioune.

OSASUNA – DEPORTIVO

El magistral golpeo de Rubén García quedó olvidado por unos segundos después de que el colegiado señalase una falta inexistente a Quique. Finalmente, con ayuda del juez de línea,  el gol subió al marcador. Pero, ¿debería haber sido anulado por otro motivo? En el momento de la carrera de Rubén García, Juan Villar está en situación antirreglamentaria, pero en el golpeo, puede que Eneko Bóveda habilite su posición (imagen del momento clickando aquí). El VAR, en esta jugada, tendría que trazar las líneas para comprobar si el hombro izquierdo de Juan  Villar está más adelantado que el de Bóveda. De ser así, el gol no sería válido ya que el delantero osasunista obstruye el campo visual de Dani Giménez y le impide jugar el balón o poder jugarlo, aunque esto también sería motivo de interpretación.

RAYO MAJADAHONDA – TENERIFE

Menos dudas deja esta acción que inauguró el marcador del Cerro del Espino. Al disparar Héctor Hernández, Isaac Carcelén está adelantado en comparación al pie derecho de Undabarrena y, por lo tanto con el VAR este gol sería anulado.

Y, curiosamente, en el mismo partido, se produjo una jugada similar. En este caso la posición de Nano no se puede asegurar ya que le tapa el cuerpo de Luso. Así, cuando Malbasic golpea a puerta, no se puede ver que haya un fuera de juego claro. Con estas cámaras, el tanto de Nano no se podría anular mediante el VAR.

ALBACETE – ELCHE

En el partido matinal disputado en el Carlos Belmonte se produjo esta doble caída de futbolistas del Albacete: Zozulia con Dani Calvo y Tejero con Borja Martínez.  Mientras que el incidente entre el central y el delantero ucraniano parece la típica pugna entre dos rivales, en la acción posterior sí que se aprecia un agarrón sobre el lateral. Con la tecnología, esa acción sería revisada y con una alta probabilidad se señalaría la pena máxima ya que el jugador defensor simplemente intenta obstaculizar al atacante.

NUMANCIA – MALLORCA

El Numancia de López Garai se acerca al abismo y durante el partido contra el Mallorca los aficionados reclamaron un penalti sobre Higinio. Antonio Raíllo buscó hacer una carga legal pero el delantero numantino protegió el esférico. Con las imágenes parece que se excede en su fuerza y, con total seguridad, en cualquier parte del campo se señalaría la infracción. Por lo tanto, esta caída con el VAR sería como mínimo revisada por el colegiado para poder apreciar la intensidad del contacto.

Otra vez Antonio Raíllo, aunque esta vez como atacante. En su intento de volea se encontró con un pie demasiado elevado de Carlos Gutiérrez. Ambos van al balón pero fallan en su intento de contactar, por lo que acaba en un encontronazo entre ambos. No se puede considerar como “error claro y manifiesto”, así que el VAR no entraría a valorar esta acción.

LAS PALMAS – CÁDIZ

El Cádiz salió de su visita a Las Palmas de Gran Canaria con tres puntos de oro gracias a Darwin Machís. Pero antes ya pudieron adelantarse en dos acciones que podrían ser señaladas como penalti. En esta primera, Eric Curbelo pierde la posición con Manu Vallejo y le derriba cuando el canterano cadista va a golpear. El contacto se produce con el pie izquierdo sobre el talón derecho de Vallejo. Con el VAR seguramente lanzaría desde los once metros.

Y, posiblemente, mismo final tendría esta caída de Ivan Kecojevic a manos de Aythami. El central montenegrino entra en carrera y, cuando supera al jugador canario, nota el agarrón por la cintura. Esta temporada, sin uso de la tecnología, estos lances son muy difíciles de ver, pero a partir de la próxima serán más penalizados. Con el VAR, esta acción también podría ser indicada como pena máxima.

ZARAGOZA – ALCORCÓN

Algo hay en ese fondo de La Romareda que atrae a las jugadas dudosas. Ya en los partidos de los maños ante Albacete y Elche hubo situaciones que el VAR podría haber corregido y esta semana una más. En este caso hay un derribo de Alberto Soro por parte del lateral mauritano Aly Abeid. Existe el contacto con el cuerpo y es una de esas acciones en las que la intensidad es imposible juzgarla mediante las imágenes. En este tipo de jugadas el VAR no podría contradecir la opinión del colegiado a no ser que éste no haya visto absolutamente nada. Como mucho el árbitro recurriría a una revisión en el terreno de juego.

Si recuerdas alguna jugada de esta temporada o incluso de esta semana que crees que el VAR podría cambiar, puedes enviarla por los siguientes medios:

El Rincón del VAR de las pasadas jornadas:

Deja un comentario