El Málaga atraviesa su peor momento de la temporada. Con una sola victoria (frente al Nàstic) en los últimos ocho encuentros, la última derrota en La Rosaleda frente al Extremadura fue la gota que colmó el vaso y 24 horas después se confirmó lo que era un secreto a voces: la destitución de Juan Ramón López Muñiz. Con el equipo en sexta posición y más lejos que nunca del objetivo marcado al inicio de temporada, Víctor Sánchez del Amo tendrá apenas mes y medio para intentar reconducir la situación del cuadro malagueño.

 Málaga, buscando un timón

Disputadas 34 jornadas de liga, sigue siendo difícil identificar a este Málaga. Sin un patrón de juego definido ni con un líder claro en el vestuario, los malacitanos han sacado muchos partidos por inercia, pero en muchos otros se han visto desbordados por rivales sobre el papel inferiores. Adrián, N’Diaye, Ontiveros, Jack Harper, Blanco Leschuk o el último en llegar Iván Alejo… Ninguno ha demostrado suficiente carácter ni regularidad para enderezar el rumbo del equipo.

Málaga

Iván Alejo | cope.es

Los partidos donde el cuadro andaluz ha logrado ganar sin apuros durante la temporada se pueden contar con los dedos de una mano. En cambio, sonadas fueron las derrotas ante el Reus (0-3), la de este fin de semana ante el Extremadura (1-2) y otros muchos partidos donde los blanquiazules han logrado ganar o empatar sin demasiado merecimiento.

Las ideas de Víctor Sánchez del Amo

A día de hoy es una incógnita saber qué Málaga se podrá ver durante las próximas ocho jornadas. Por el momento, las únicas pistas que hay fueron las que dio Víctor Sánchez del Amo en su primera rueda de prensa después de su presentación.

Málaga

Víctor Sánchez del Amo, en su presentación | Canal Sur

El técnico madrileño parece que empezará de cero con toda la plantilla (a diferencia de su antecesor Muñiz, que contaba con un once tipo muy definido). Por sus palabras, Víctor dio a entender que dará mucha libertad a sus jugadores y serán ellos los que puedan marcar la pauta (Muñiz tenía unos patrones de juego prácticamente inamovibles). Además, se mostró convencido de poder ganar los siete partidos que le restan de aquí a final de temporada.

Mejoría necesaria en ataque

Sólo el Granada ha encajado menos goles que el Málaga esta temporada. Esto ayuda a deducir de donde provienen los problemas del equipo andaluz. 34 goles en 34 jornadas, una media escasa para un club con el mayor presupuesto de la categoría. Puede que la falta de efectividad fuera la causa del problema, pero no lo es. Para encontrarla hay que mirar un poco más atrás, concretamente a la zona de construcción.

Jugadores como Keidi Bare Erik Morán podrían resultar claves para mejorar estos guarismos, siempre que logren conseguir un puesto en el once por delante de otros centrocampistas de corte más defensivo. El dinamismo de los Ontiveros, Alejo Mula es innegociable y la posición de Adrián debería seguir siendo la de mediapunta, aunque su rendimiento intermitente puede dar pie a alternativas. En ataque, Blanco Leschuk Harper seguirán siendo importantes, aunque no todos caben en el once.

Alcorcón, primera de las siete finales

Solo habrá que esperar dos días para despejar algunas de las incógnitas que rodean al Málaga. La visita a Santo Domingo no será un estreno fácil. Los alfareros saben que puede ser su última opción de engancharse a la lucha por el playoff tras ganar en La Romareda y el mal momento del equipo andaluz también juega a su favor.

Después vendrán tres duelos directos (Mallorca, Cádiz Real Oviedo) que podrían definir definitivamente el rumbo del cuadro de Martiricos en esta recta final de la temporada.

Deja un comentario