Real Oviedo, transición hacia la ilusión 

Por sorpresa y a contrapie. Así se descargó la noticia que el Real Oviedo trasladó al universo de plata mediada la tarde del Lunes de Pascua. Anquela dejaba de ser el entrenador oviedista, según el comunicado del club, en una decisión tomada de mutuo acuerdo. De inicio, estado de shock. Un entrenador de prestigio, recorrido y experiencia dejaba de dirigir el buque carbayón. Y sobre todo, durante unos minutos, instalaba un clima de incertidumbre en torno al futuro inmediato del club.

Eso sí, duró muy poco dicho escenario. Pocos minutos después, Sergio Egea era anunciado como nuevo técnico del Real Oviedo. El argentino, que rescató a la capital asturiana de las catacumbas para devolverle al fútbol profesional, era el elegido para agotar las azules opciones de playoff.

Anquela, un adiós que ojalá sea un hasta luego 

Juan Antonio Anquela. ‘Anquelotti’. A nadie escapa que, cuando llegó a Oviedo hace casi dos veranos,  lo hizo con el objetivo de pelear por devolver a su lugar al club carbayón: Primera División. Si nos ceñimos al objetivo, podríamos convenir que ha fracasado en el intento. Sin embargo, habría matices de sobra para poner sobre la mesa, y situaciones a analizar y a tener en cuenta. No será en estas líneas donde nos atrevamos a juzgar a un técnico de la magnitud del jienense.

Real Oviedo

Anquela, adiós

Lo que parece evidente es que Oviedo, el Real Oviedo, le estaba consumiendo. Su aspecto físico lo aparenta. Sus declaraciones tras el partido ante el Córdoba también lo hicieron parecer en lo anímico. Nunca sabremos lo que hubiera pasado de acabar la temporada en el banquillo. Sí podemos vislumbrar que sería positivo que esta despedida supusiera sólo un hasta luego. Te esperamos pronto en los banquillos de plata, míster. Tu sabiduría será oro allá donde decidas continuar siendo feliz, que seguro será en un banquillo.

Egea, la transición hacia la ilusión 

Y Sergio Egea está de vuelta. El argentino, artífice del último ascenso oviedista, ese que le permitió al Real Oviedo escapar definitivamente del barro. Del lodo en el que se bucea por debajo de la categoría de plata. El artífice de dicho hito inolvidable regresa a casa. Por sorpresa, como todo lo que sucedió en el Lunes de Pascua. No aparecía en las quinielas y, sin embargo, no tardó en ser anunciado.

Real Oviedo

Egea, de vuelta al Oviedo

Egea es, sin duda, sinónimo de ilusión en Oviedo. De esperanza, de confianza, de trabajo y capacidad. Tiene ante si un nuevo reto. Esta vez no será una carrera de fondo, sino una de velocidad, la que requiere alcanzar el playoff en tan sólo siete semanas. No sólo se trata de ser rápido, sino de serlo más que los demás y hacerlo con desventaja de partida.

El oviedismo era pesimista, pero ahora se ha producido la transición hacia la ilusión. La que ha devuelto Sergio Egea, héroe carbayón.

Deja un comentario