Osasuna, valor seguro

Osasuna se ha convertido, a estas alturas, en un equipo fiable que genera confianza. No sólo en su afición, sino entre la mayoría de aficionados y expertos en la categoría. Alcanzar una visión generalizada positiva en el entorno no es tarea sencilla. Todo lo contrario. Para ello, se precisa aunar muchas virtudes y mantenerlas sostenidas en el tiempo. Osasuna tiene la gran riqueza de El Sadar, que le sostuvo cuando la maquinaria no estaba engrasada y era vulnerable lejos del calor del hogar. Con ese paracaídas abierto que representa el estadio rojillo, limar defectos para mejorar su fiabilidad a domicilio se convertía en una labor más llevadera. Por si fuera poco, Osasuna cuenta en sus filas con dos letales francotiradores: Roberto Torres y Rubén García.

Roberto Torres y Rubén García, francotiradores

Y es que Roberto Torres y Rubén García tienen dinamita en sus botas. La ‘Doble R’ rojilla genera explosiones futbolísticas y lo hace con una regularidad inusual. Sus pies son artillería de alta precisión, capaces de colocar el esférico en el rincón que sus ojos señalen. En una categoría como la Liga 1|2|3, la calidad diferencial de jugadores con tal precisión es de un valor incalculable. Porque en los momentos de duda, en aquellos en los que la dificultad aprieta, contar con sus recursos es un valor añadido.

No solamente por lo que aportan en el balón parado. Roberto Y Rubén, Torres y García, aportan muchas más cosas que esa labor de francotirador que supone su incontestable disparo. Esa pareja que domina la segunda línea de ataque osasunista genera fútbol constantemente. Facilita la transición, favorece el juego combinativo, la creación de espacios para sus compañeros y, en definitiva, benefician al colectivo por encima de los aspectos individuales. Pero, como colofón, está su exquisita capacidad en el disparo. Ambos nos están deleitando con sus ejecuciones en jugadas de estrategia, aunque también lo hacen cuando el balón se encuentra en juego, con ejecuciones y asistencias milimétricas. Son los francotiradores de la Liga 1|2|3… al menos durante siete semanas más. Es momento de apurar el disfrute de su fútbol en la categoría de plata.

Deja un comentario