Obligados por sus objetivos, Numancia y Deportivo

Obligados. Así estrenan Numancia y Deportivo la Jornada 36 de la Liga 1|2|3. Cada uno por su objetivo, alejados, pero ambos exigidos y con el agua al cuello. El tiempo se agota, el contador ya ha comenzado a retroceder y la hora de la verdad está cerca. De hecho, ya cualquier tropiezo comienza a ser cada vez más decisivo.

El Numancia, en problemas cuando ya no lo esperaba 

Y eso deben pensar en Soria. El Numancia se veía prácticamente salvado hace cuatro semanas, tras vencer al Granada. Sí, justo aquel día en que Aritz López Garai en rueda de prensa respondía a la pregunta acerca del aparente eterno descontento de la grada con el equipo o en concreto con su persona. Desde entonces, el Numancia ha caído en dos ocasiones y se dejó empatar por el Mallorca en Los Pajaritos en la recta final. El equipo, salvo en Tarragona, da señales de estar vivo. Y sin embargo, se ha situado tan sólo con tres puntos de margen sobre la zona de peligro.

Numancia y Deportivo

El Numancia, momento delicado | VAVEL

Los sorianos tienen mimbres tanto individuales como colectivos para pensar que pueden eludir el descenso, y sin embargo, también sufren desconexiones y apagones en las áreas propias de aquellos destinados a sufrir. Así que, en definitiva, la obligación aprieta. Los rivales no esperan y el castigo en caso de no reaccionar sería infernal.

El Deportivo, un desplome inesperado 

La segunda vuelta del campeonato tenía reservadas sorpresas indeseables para el Deportivo de la Coruña. Por grandes fases, el Deportivo asemejó disponer de todad las armas necesarias para asaltar el ascenso por la vía directa una vez más, tal y como ocurrió en su anterior descenso con regreso inmediato. Natxo González parecía manejar a la perfección sus recursos y el equipo era fiable, firme y consistente.

Numancia y Deportivo

Martí, ante un reto mayúsculo | Diario AS

Pero, cual azucarillo, todo se diluyó. Las lesiones de Carlos Fernández o Cartabia fueron la primera piedra en el camino. El Depor parecía preparado para competir cuando el viento soplaba de cara, pero no ha tenido calma ni recursos para hacerlo ante la adversidad. Natxo no encontró la fórmula y ahora, con Martí al mando, ya no hay colchón. El Depor está a cuatro del playoff y a diez del ascenso directo. La vía rápida ya suena a quimera y para luchar en playoff no se puede permitir más tropiezos.

Obligados, así están los dos equipos que dan apertura a la Jornada en la Liga 1|2|3. Evitar el Infierno y aspirar al Cielo. La batalla en Los Pajaritos está servida.

Deja un comentario