Nastic y Córdoba, se nos están yendo

Se nos están yendo. La sangría no se detiene, los puntos les esquivan, la suerte les da la espalda y a veces parece que ni tan siquiera la buscan. En esos momentos, Nastic y Córdoba ofrecen señas de haber dimitido o, en su caso, haberse rendido, agotados de hacer frente a un destino que parece escrito.

A estas alturas de temporada, no existen elecciones que puedan dar un giro a los acontecimientos. No existen urnas para votar por otro líder para el proyecto, ni colegios electorales para velar por las opciones de salvación de ninguno de los dos. Sólo un error en el recuento parece poder salvar de la quema a dos equipos, Nastic y Córdoba, que se han ganado con creces la minoría absoluta.

Nastic, los caminos inexcrutables

En el caso del conjunto grana, no se puede decir que el problema estribe en el tiempo. La campaña electoral ha sido suficientemente extensa. Varias temporadas caminando sobre el alambre de una planificación inexplicable, sin rumbo definido, sin programa electoral. Probablemente estuviese redactado, aunque desde luego su contenido carecía de fundamento. Plantillas desequilibradas, justas de calidad y lejos de la eficacia.

Nastic y Córdoba

El Nastic, hundiéndose | La Liga

El desplome ha sido paulatino, constante, hasta llegar al peor resultado electoral de la historia. El Nastic huele a bronce y ni un técnico curtido en mil batallas como Enrique Martín ha conseguido encontrar las teclas que llevasen a salvar la papeleta. El abismo está ahí, aspirando con fuerza para culminar la caída de un proyecto deficiente. La afición grana se agarra al clavo ardiendo del mal recuento, aunque va comprendiendo que esto no suele suceder.

Córdoba, un expediente por resolver

Qué decir del Córdoba. El club blanquiverde obtuvo el ‘sorpasso’ in extremis la temporada pasada, en parte gracias al liderazgo de Sandoval. Sin embargo, el tiempo concluyó que existía un posible caso de corrupción en aquella remontada. Así, llegaba el más difícil todavía: fugar del descenso sin apenas recursos. El menor límite salarial de la categoría. Una campaña electoral en inferioridad de condiciones para compensar el despilfarro anterior.

Nastic y Córdoba

El Córdoba no se encuentra | La Liga

Ni el bendito hogar ha sido capaz de mitigar tal desventaja. En el caso de los cordobesistas, mantienen la desventaja a domicilio y han cedido la mayoría absoluta en el único feudo en el que gobernaban: el Nuevo Arcángel. Ante tal panorama, el mundo blanquiverde se tambalea. Parece cuestión de tiempo que finalice el recuento y en el no aparezca el Córdoba CF.

Momento de hacer recuento

Y lo más negativo es que no estamos en tiempo de encuestas ni sondeos. Estamos en pleno recuento y el porcentaje escrutado es elevado. En concreto, el 86% y tras ello la derrota de Nastic y Córdoba está casi confirmada.

Sólo queda luchar y aferrarse a la vida. Pues mientras hay vida hay esperanza. Hubo políticos que parecieron derrotados y que volvieron para terminar gobernando. En ese espejo deben fijar el reflejo tanto Nastic como Córdoba. En el de dos clubes con una masa social detrás que les devuelva a su lugar. Porque todo hace indicar que se nos van.

Deja un comentario