Marc Gual, premio a la constancia

Del ostracismo a la gloria. Ese podría ser el titular que podría describir el camino de Marc Gual hasta este pasado domingo, cuando marcó 3 goles en El Arcangel. Desde su llegada a la capital aragonesa, todo han sido decepciones para el futbolista de Badalona. Llamado a ser uno de los puntos importantes del equipo para lograr el ascenso, no se ganó el puesto de titular con ninguno de los tres técnicos que pasaron por la entidad maña.

Formado en la cantera del Espanyol, Marc Gual siempre ha sido el niño privilegiado de la cantera de Cornellá. Sus buenos números le hicieron avanzar con pies de plomo por las categorías inferiores del club perico, para llegar a Sevilla por un valor de 250.ooo euros.

La dificultad de triunfar en una plaza difícil

El badalonés nunca ha sido un gran goleador. De hecho, siempre se le ha valorado mas su capacidad de sacrifico que la goleadora. Este verano llegó a una plaza dificil, como es la de La Romareda. Este pasado domingo Víctor Fernández le dio la oportunidad de ganarse el sitio, por lo que lo coloco en el once titular. No vivía tal situación desde el encuentro frente al Granada en Los Carmenes y el joven catalán aprovechó la oportunidad.

Marc Gual

Marc Gual celebra un gol | Canal Sur

En el minuto 50, tras un infantil error de Luis Muñoz, Gual aprovechó este fallo para plantarse delante de Lavin, recortar y batir al portero cordobés. 162 días después, Marc Gual volvió a marcar. Este gol le lleno de confianza, y al termino del partido el delantero salió de Córdoba con 3 goles en su cuenta. En las últimas horas se ha generado mucha polémica, pues la gente ha dado a entender que quizás el chico merecía mas minutos.

En comparación con el resto del equipo, Gual tiene un porcentaje goleador mejor que el resto de delanteros, pese a que Álvaro lleve 8 tantos. Sin embargo, la cuerda para él no fue tan alargada como la del resto. Marc perdió la titularidad y la confianza, y le ha costado recuperarla. En una situación extrema, Víctor volvió a darle la alternativa y esta vez el punta no falló. Mucho trabajo en la sombra, constancia, sacrificio, perserverancia. Y así, la consecuencia, fue el partido de Gual en Córdoba. Una actuación que bien merece una oportunidad.

Deja un comentario