Ya quedan únicamente seis jornadas, seis semanas, mes y medio de infarto en el que quedan muchas cosas por decidir. Osasuna parece que tiene el ascenso directo a su alcance y que será cuestión de tiempo, mientras que Albacete y Granada tendrían que sufrir un colapso para caer de los playoffs. Además ambos pelearán por la segunda plaza de ascenso. Por la parte del sufrimiento, del descenso, todo se ha igualado pero el Lugo está un peldaño por debajo. Ya prácticamente sin opciones están Córdoba y Nàstic de Tarragona. Y en esas jornadas finales habrá jugadas dudosas, jugadas que el VAR, en caso de usarse, corregiría. Por ello, como cada semana, en este artículo se recogen aquellas acciones con moviola y que la tecnología podría corregir. A continuación las correspondientes a la jornada 36ª:

MÁLAGA – MALLORCA

Ontiveros está en estado de gracia desde la llegada de Víctor Sánchez del Amo. Estuvo hiperactivo en la primera mitad y solicitó penalti tras esta caída ante Fran Gámez. El lateral mallorquinista saca la pierna y la esconde. En las imágenes es imposible saber si existe el contacto y la caída de Ontiveros parece muy artificial. Con el VAR, sería muy complicado corregir la decisión inicial ya que no se podría considerar como “error claro y manifiesto”.

Esta otra acción, en la segunda parte, pueda dar más lugar a dudas. Antonio Raíllo agarró a Blanco Leschuk y el argentino se dejó caer. Contacto hay, pero es imposible saber la fuerza de ese agarrón. Lo ideal sería ver una toma desde otro ángulo para ver mejor cómo usa las manos Raíllo. Con esta imagen también sería muy difícil corregir la decisión del colegiado pero, al menos, se sugeriría una revisión. 

ALMERÍA – REAL OVIEDO

En el Juegos del Mediterráneo el Real Oviedo solicitó la pena máxima por manos de Romera. En el debut de Egea, los carbayones vivían un encuentro vital de cara a las aspiraciones para el playoff. Y se notó durante el partido. En esta acción, ante el remate de Joselu, el propio delantero y sus compañeros, pidieron un posible penalti. El defensor local, José Antonio Romera, lleva los brazos muy arriba, protegiéndose el rostro y desvía el remate que iba a portería. Con el VAR, seguramente, se señalarían los once metros.

OSASUNA – ALBACETE

Un partido con aroma a Primera División. Osasuna estuvo a la altura mientras que el Albacete dejó mucho que desear. Con el choque todavía 0-0 se produjo esta mano de Bela a lanzamiento de Rubén García. El extremo francés se hace grande con su brazo derecho y desvía el disparo. Es intencionado, por lo que con la tecnología se señalaría el penalti.

EXTREMADURA – TENERIFE

Y de un encuentro por todo lo alto a uno totalmente opuesto. En la lucha por la salvación se enfrentaron Extremadura y Tenerife en un partido marcado por la tensión. Los aficionados tinerfeños pidieron una roja directa a Roberto Olabe al cortar, sin intención de jugar el balón, un contragolpe dirigido por Nano. En el argot arbitral, este ataque se considera como “prometedor” y Olabe simplemente zancadillea a Nano. Sería lo equivalente a un agarrón en una situación similar, por lo que la roja directa parecería excesiva. No habría corrección del VAR.

RAYO MAJADAHONDA – CÁDIZ

Por casos como este es por los que el VAR es una herramienta más que útil. Héctor Verdés pisa a Darwin Machís. Sabe que el venezolano está ahí y su zancada, que parecía ser larga, la acorta para pisar en la espalda al atacante cadista. No hay dudas de que sería expulsado tras ver las imágenes. A partir de la temporada que viene este tipo de infracciones serán penalizadas y harán que el fútbol sea más justo.

SPORTING GIJÓN – ELCHE

El colegiado del partido señaló falta en el borde del área. Sin embargo, de señalarse la falta de Cristian Salvador sobre Javi Flores, ésta sería dentro. El contacto es con el cuerpo sobre el futbolista franjiverde que, si bien tiene su pie derecho fuera del área, su cuerpo ya está dentro y el contacto se produce prácticamente sobre la línea. La duda que el VAR tendría que resolver es si es realmente falta, ya que en el chequeo para saber si es penalti esta duda saldría a la luz. Sugerirían al árbitro la revisión y, si todavía considera que hay infracción, se señalaría penalti. Si con las imágenes ve que no hubo ninguna falta, quedaría en nada.

GRANADA – NÀSTIC

El Granada se encaramó al ascenso directo gracias a una victoria sólida ante el Nàstic. Pero esa solidez pudo ser inquietada por una acción dudosa en el área de Rui Silva. En una contra del Nàstic Pîpa controló el esférico y Quini le derribó. Parece que tiene el brazo agarrado y le impide hacer la acción que quería, pero también hay dudas por si se produce dentro del área. El agarre del brazo comienza fuera y no está claro del todo si se suelta antes de entrar en el área. Una acción extremadamente difícil, incluso con las imágenes. El VAR sugeriría una revisión en el monitor del campo.

LAS PALMAS – LUGO

Ya con 2-0 en el marcador, Sergio Araujo solicitó la pena máxima en esta acción con el central José Carlos. Parece que el defensor golpea ligeramente el pie derecho del delantero amarillo y el penalti podría ser señalado. Sin embargo, las imágenes no sacan conclusiones muy claras y ello conllevaría a dudas en el VAR. Lo más probable es que el colegiado lo revisase en pantalla para confirmar su decisión o revertirla y señala el lanzamiento desde los once metros.

Estas han sido las acciones de esta jornada 36 en Segunda en las que el VAR podría tener que intervenir. Y, como siempre, si tienes curiosidad sobre qué podría hacer el VAR en alguna acción de esta temporada o de esta misma jornada, puedes enviarlas por los siguientes medios: 

El Rincón del VAR de las pasadas jornadas:

Deja un comentario